everis expone los desafíos del coche conectado para la industria del automóvil

Workspace

La consultora ha presentado un informe en el que analiza los retos a los que se enfrenta el sector del automóvil ante el conocido como “coche conectado”.

everis ha participado en el Congreso hispano-alemán del automóvil y ha mostrado a los asistentes las principales conclusiones que se pueden extraer de su informe “Connected Car Report”.

En él la compañía asegura que las empresas deben aprovechar las posibilidades que les ofrecen los vehículos conectados como canal de comunicación bidireccional con los conductores.

Además, expone que las previsiones para el mercado de coches conectados son excelentes, ya que se estima que en cinco años el 90% de los coches contarán con conexión a internet, y en una década proporcionarán a los usuarios una experiencia de conexión idéntica a la que disfrutan desde sus dispositivos móviles.

Asimismo, en el informe de everis destacan que los fabricantes de automóviles deben crear modelos en colaboración con sus partners, ya que de esa forma podrán crear una propuesta que les aporte un valor diferencial de cara al cliente.

Ante ese escenario en la consultora recomiendan que la industria del automóvil redefina su estrategia en lo referente a las líneas de negocio, con el objetivo de que puedan obtener el mayor rendimiento posible al coche conectado.

Pablo Martín, que dirige el área que estudia la Industria del Automóvil en everis, ha señalado que “el nuevo mundo digital supone un desafío a los modelos de negocio tradicionales de los fabricantes de coches, que requerirá el desarrollo de alianzas con partners y proveedores de servicios del ámbito TIC que complementen las capacidades de esta industria y ayuden a las empresas a convertirse en compañías digitales”.

En ese sentido, las marcas de coches podrán ofrecer a los conductores nuevas posibilidades de interactuar con el entorno, mediante el acceso a nuevos servicios dentro del automóvil que les ayudarán a “mejorar la seguridad, asegurar una conducción eficiente, acceder a canales de información o de entretenimiento sin riesgos al volante, abaratar costes o aumentar las prestaciones del vehículo”.

Por último, Pablo Martín expone que con la llegada del coche conectado “la industria automovilística está abocada a tomar decisiones urgentes para aprovechar el potencial con el que cuenta el hecho de recibir y compartir información útil sobre los clientes”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor