Evolución de los modelos de consumo en Internet

Empresas

La responsable del Desarrollo de Negocio de Pixmania.com en España, Verónica Noseda, explica cómo ha cambiado la red cómo consumen los ciudadanos.

Mientras que Internet es un joven de apenas 20 años de edad, Pixmania es un niño que empieza a despertar hacia lo que va a ser su adolescencia. Muchos han sido los cambios que la sociedad ha experimentado en estos 20 años de la red de redes y gran parte de ellos se han manifestado en la forma en que consumimos.
Y con cambios en los hábitos de consumo no sólo me refiero al consumo online o comercio electrónico, sino a la forma que tenemos de entender actualmente las transacciones comerciales, sean éstas a través de internet o de manera tradicional: la búsqueda de productos, comparar un artículo o servicio con otro, encontrar el mejor precio, pedir opiniones o referencias sobre algo en concreto, etc. En pocas palabras, sacarle la mayor rentabilidad a nuestras compras, encontrando para ello la mejor relación precio-calidad por lo que adquirimos.
Varios factores han tenido que intervenir para que hoy, desde la comodidad de nuestras casas u oficinas, podamos tener al alcance prácticamente cualquier cosa que necesitemos o se nos ocurra. Desde un pintalabios a una botella de vino, pasando por una hipoteca, un viaje a una isla exótica, o un ordenador de última generación, todo parece posible y prácticamente nada inalcanzable.
Entre estos factores tendríamos que destacar el impulso y la inversión que los propios gobiernos, en este caso el español, han generado para incrementar el número de población con acceso a internet, así como la evolución que los propios usuarios han experimentado a lo largo de los años.
Es decir, que para que esta evolución o cambio en nuestros hábitos de consumo se pudiera llevar a cabo, han tenido que intervenir tres factores: el acceso, solventado y fomentado en gran medida por los estados; el uso, que los propios consumidores o usuarios hacen de este potente medio y las facilidades o prestaciones que las empresas ponen a disposición del, en este caso, cliente o consumidor. Sin la implicación y participación activa y proactiva por parte de de cualquiera de estos tres actores, lo que conocemos hoy en día como comercio electrónico tal vez sería diferente.
En muy poco tiempo, hemos pasado de la búsqueda de información plana y llana, a la generación de contenidos e interacción con otros. La web 2.0 ha convertido al consumidor tradicional de un bien o servicio, en un usuario proactivo que además de consumir, produce contenidos que le serán útiles a otros en sus compras online.


Nosotros como empresa, hemos crecido y evolucionado junto con el usuario, respondiendo no sólo a sus demandas, sino adelantándonos a sus necesidades. El usuario de hoy en día es muchísimo más exigente que el de hace unos años, ya no basta con tener el precio más económico, también hay que tener variedad de productos, ya no es suficiente con entregar rápido el producto, también hay que dar otras opciones de entrega o recogida; es decir, el modelo de negocio del comercio online es un ente en constante evolución y movimiento, internet se ha caracterizado desde sus inicios por ser un ente vivo, lo que hoy es novedad mañana será historia.

En Pixmania entendimos esto desde el principio y por eso hemos pasado de ser una página web de comercio electrónico especializada en electrónica de consumo a ser una página que ofrece cualquier artículo de consumo, desde un jamón o unas gafas de sol, hasta un juguete, instrumento musical o artículo de moda. Esta evolución en nuestro modelo de negocio, no hace más que seguir la tendencia misma de internet, ¿porqué al principio del todo, lo que más se vendía en internet eran gadgets o tecnología? Pues porque los que compraban online eran usuarios mucho más aventajados que el resto de la población, los que se suelen conocer como ‘techys’.
Hoy en día eso ha cambiado radicalmente y los perfiles de nuestros clientes cada vez se vuelven más diversos y heterogéneos de ahí la necesidad de poner al alcance de todos, desde un mismo punto, una gran variedad de artículos y con un valor añadido, el servicio.

Además, entre más sigan creciendo las nuevas generaciones esto irá a más, en Pixmania no descartamos ningún tipo de posibilidad ni de tendencia, estamos abiertos a seguir ampliando nuestro alcance a más y más sectores, con el firme compromiso de seguir ofreciéndole a nuestros usuarios los valores que hasta ahora nos han ayudado a crecer.

Resumiendo, la evolución en los modelos de consumo en internet ha radicado principalmente en dos cosas:  La evolución en el uso de internet de los usuarios: forma de interactuar con la web; tipo de compra, confianza en las transacciones online, etc. y los servicios y/o productos que se ofrecen: más y mejores servicios y productos, precios mucho más competitivos frente al comercio tradicional, valores añadidos (además del precios más económicos, facilidades para realizar el pago, recogerlo, etc.)

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor