¿Existe la alergia al WiFi?

Cloud

Algunos médicos aseguran que los casos de pacientes que desarrollan una “sensibilidad” a las ondas electromagnéticas de las redes WiFi están aumentando en los últimos tiempos.

Esta sensibilidad provoca en los afectados diversos tipo de trastornos que van desde vómitos, dolores de cabeza, eccemas o escozor de ojos hasta irritabilidad, dificultades para conciliar el sueño o cuadros de ansiedad.

En los últimos tres años el Hospital Clínic de Barcelona ha atendido a un centenar de personas con este tipo de dolencia y los médicos alertan de que la cantidad de casos irá en aumento conforme se multiplica el número de antenas, repetidores, redes Wifi y ordenadores.

Los expertos aseguran que no es técnicamente correcto hablar de alergia, sino más bien de sensibilidad o “hipersensibilidad eléctrica” según la describe el médico del área de medicina interna del Hospital Clínic de Barcelona Joaquín Fernández Solà.

Solá explica que el perfil mayoritario de los afectados es el de trabajadores que están muy expuestos a este tipo de redes en su ámbito laboral y personas que sufren sensibilidad química a agentes ambientales, pero también alerta de que se están observando casos en pacientes que no tenían este tipo de sensibilidades.

Una de las personas afectadas por esta dolencia asegura que empezó a sufrir fuertes dolores de cabeza que le impedían dormir, irritabilidad y náuseas. La afectada comenzó a investigar y llegó a la conclusión de que la culpa de sus males eran las ondas WiFi.

Tras realizar una serie de cambios en su entorno para alejarse de las redes WiFi, asegura que su malestar desapareció aunque desde entonces siempre va acompañada por un sensor de ondas electromagnéticas que le alerta de las zonas que debe evitar.

vINQulos

EP, La Voz de Galicia

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor