Los fabricantes de anti-malware están de enhorabuena

Gestión de la seguridadSeguridad

Frost&Sullivan revela que la progresiva sofisticación de los teléfonos móviles va a multiplicar en los próximos siete años por 35 el valor de este mercado.

Un estudio afirma que el mercado mundial de programas anti-malware se va a encontrar en los próximos años con un boom, pasando de valer 61,4 millones de dólares en 2007 para alcanzar los 2.170 millones en 2014. El trabajo de la firma Frost & Sullivan indica que estas previsiones se basan en que, a medida que los teléfonos móviles se vuelven más sofisticados, los criminales online van a centrar su atención en estos dispositivos.
De momento, los fabricantes de programas anti-malware para teléfono móvil aún no están recogiendo un importante número de ventas, debido a que, explican, el mercado todavía no le ha visto los dientes al lobo. De este modo, Frost&Sullivan insta a la industria de seguridad a que se unan formando una cadena de valor para que cuando el mercado de la telefonía móvil comience a verse atacado en mayor medida, estén preparados.
“Los teléfonos móviles se están volviendo cada vez más sofisticados”, señala Katie Gotzen, analista de la firma de investigación. “El uso de los smartphones está creciendo, mientras que los MMS, el Bluetooth y el acceso a Internet se está convirtiendo en el pan de cada día”. “Pero poca gente se da cuenta –continúa-, que son estos avances los que están haciendo más vulnerables a los ataques a los teléfonos móviles”, declara.
Los ataques a los dispositivos móviles se han incrementado con rapidez en los últimos años, multiplicando por cinco las agresiones registradas de 2005 a 2006.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor