Gran Bretaña lucha contra la basura electrónica

Empresas

Una directiva de la WEEE obliga a fabricantes y distribuidores de
dispositivos electrónicos a reciclar por ley.

Los fabricantes ingleses tendrán que incorporar sistemas de reciclado y los
distribuidores deberán ofrecer a sus clientes sistemas de recogida de deshechos
electrónicos, de acuerdo con una nueva normativa del gobierno británico, según
recoge la
BBC.

Si bien la directiva de la
Waste
Electrical and Electronic Equipment (WEEE)
entró en vigor a principios de
año, la responsabilidad de los productores se retrasó hasta el 1 de julio. La
ley obliga a los fabricantes a unirse a uno de los 37 ‘Producer Compliance
Schemes’ distribuidos en el Reino Unido, los cuales, gestionados por la Agencia
de Medioambiente, recogen y reciclan la basura electrónica en nombre de las
compañías.

El concepto de basura electrónica incluye equipos informáticos,
videoconsolas, microondas y lavadoras. En total, se estima que Gran Bretaña
produce 1,2 toneladas de este tipo de deshechos al año, la mayor parte de la
cual acaba en vertederos.

Por último, está previsto que la directiva de la WEEE se revise en 2008,
cinco años después de que la UE
llegara al acuerdo de crear una legislación que atajara el problema de la basura
electrónica.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor