Facebook cambia la forma de cobrar a sus anunciantes: más caro pero más efectivo

Cloud
1 0 No hay comentarios

Ya no bastará con marcar “me gusta” o compartir un contenido publicado por una marca. Desde ayer en la red social de la efe minúscula se cobra a los anunciantes cuando el usuario efectivamente accede a la web anunciada a través del enlace que se ofrece. Esto trae como primera consecuencia un encarecimiento del coste por click pero a cambio se refuerza el compromiso del visitante con el contenido del anunciante, que a fin de cuentas es su pretensión última.

Un precio más alto pero una mayor efectividad al garantizar un mayor tránsito de los usuarios de Facebook hacia la web del anunciante desde donde este da a conocer su producto o directamente lo vende. Esta es la evolución que ha sufrido este miércoles el sistema de gestión de publicidad de Facebook, aunque también continúa disponible la opción de pagar por los “me gusta” y por las veces que los usuarios compartan los contenidos.

En esencia se permite a los anunciantes una mayor personalización del modo en el que quieren establecer sus campañas de marketing y en función tanto de presupuestos como de objetivos elegirán una u otra modalidad… o ambas.

Algunos expertos en publicidad online ven con buenos ojos esta separación entre la difusión social y el tránsito a la web del anunciante puesto que consideran que siempre se ha tratado de dos objetivos diferentes y de hecho incluso puede tratarse (y con frecuencia se trata) de dos tipos de contenido distintos. Un vídeo viral no necesariamente tiene que tratarse de igual modo, aunque también contribuya a difundir la marca o el producto/servicio, que las visitas a la web desde donde se comercializa dicho producto/servicio, por tanto tiene sentido que a diferentes objetivos para el anunciante y dado que hay dos formas diferentes de canalizar el vínculo con el usuarios de las redes sociales, también haya distintas formas de cobrarlo.

Por otro lado hay quien aún no tiene demasiado claro que pueda determinarse de forma efectiva el valor monetario de un “me gusta” (o varios miles de ellos) mientras que sí parece más sencillo de calcular el de una visita al enlace desde el que se vende algo, de ahí la favorable acogida a esta diferenciación en cuanto a coste por click.

Tampoco conviene olvidar que dada la ingente base de usuarios (más de 1.300 millones) y potenciales receptores de los mensajes de los anunciantes en forma tanto de anuncios como de contenidos (promocionados o seguidos de forma voluntaria por los propios usuarios) esa conversión de “me gusta” a “click comprador” adquiere una escala tremenda que permitirá una mayor competencia en campañas publicitarias al resultar más evidente el ROI (retorno de inversión) gracias a este nuevo método.

vINQulo

Marketing Land

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor