A los que venden no les gusta el dinero de Facebook

Empresas

Los desarrolladores no acaban de ver las ventajas de Facebook Credits, que canibalizan los ingresos de sus propios sistemas emonetarios.

¿Qué se puede comprar en Facebook? Bienes inmateriales… sobre todo en juegos. Y ahí está el conflicto. Facebook Credits sirve para lo mismo que para las monedas propias creadas por los desarrolladores de juegos, como por ejemplo las virtuales de PetSociety.
Y a los desarrolladores no les gusta mucho, por no decir nada. Los Facebook Credits son una competencia encarnizada contra sus propios productos, como reconocen ante The Wall Street Journal.
Además, aumenta los impuestos que pagan los desarrolladores. De cada Facebook Credit empleado, la red social se queda el 30%, una cantidad demasiado elevada para lo que los desarrolladores pueden afrontar.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor