“Facebook es gratis porque muestra anuncios, pero no vendemos a nadie datos de los usuarios”

EmpresasGestión de la seguridadSeguridad

Richard Allan, director de Asuntos Públicos de Facebook en Europa, asegura que la transparencia es la máxima por la que trabaja la red social, que no quiere “que sus usuarios se lleven sustos al utilizar el servicio”.

Transparencia, transparencia, transparencia. Esa ha sido la palabra más utilizada por Richard Allan, director de Asuntos Públicos de Facebook para EMEA, que hoy ha visitado Madrid.

La red social quiere mostrarse transparente, clara y no quiere que los usuarios se lleven “sorpresas” mientras usan su servicio.

Así lo ha asegurado el directivo, que haciendo uso de esa declaración de intenciones inicial, ha sido claro: “Se establece un acuerdo entre el usuario y Facebook por el que éste utiliza el servicio gratis y nosotros mostramos anuncios de acuerdo con las preferencias y los datos que él proporciona en la red social, pero no vendemos datos a los anunciantes”.

Allan se ha mostrado tajante ante este aspecto, dado que siempre queda la duda acerca de la política de privacidad de la red social. “Garantizamos que no vendemos los datos”, ha señalado.

El directivo ha asegurado que la privacidad es la principal preocupación de la red social. “Siempre que hablamos de privacidad, hablamos de la principal motivación de Facebook. Queremos que la gente comparta cosas y que pueda elegir con quién comparte esas cosas”, ha reconocido.

La red social dedica muchos esfuerzos a simplificar todo lo posible la forma en la que el usuario tiene el control de lo que comparte y lo que no.

El principal lugar desde el que puede controlar todo -y que no es muy conocido- es el llamado Activity Log (Registro de actividad). Desde ahí, el usuario puede controlar cualquier movimiento, cualquier cosa que haya hecho en la red social, sabiendo en todo momento con quién la ha compartido y en qué circunstancias. Y cambiándolas si es necesario.

“Necesitamos hacer a la gente accesible esos controles”, señalaba Richard Allan, y en esto reconocía que en el pasado no siempre han sido lo más claros posibles. “Pero hay que aprender de las situaciones y tenemos claro que necesitamos ser transparentes, educar al usuario y enseñarle a controlar sus opciones de privacidad, para que no haya confusiones”, destacó.

En este sentido, la red social ha remodelado su panel de privacidad y también permite configurar ésta en cada acción que se realiza, cada vez que se comparte una foto o se realiza una actualización de estado, todo a un sólo click. Además, en todo momento el usuario puede reportar algún contenido o actualización como inapropiado.

Facebook ha mostrado también cómo trabaja con los distintos organismos reguladores, tanto en Estados Unidos, como en Europa para cumplir con la legislación en materia de privacidad. Además, ajustándose a la normativa vigente en cada país. En el caso de España, por ejemplo, Facebook no permite el registro a menores de 14 años, mientras que en el resto de paises el límite legal se sitúa en los 13 años.

¿Se puede borrar totalmente el perfil de Facebook?

Allen ha entrado a analizar algunas de las preguntas más polémicas que se hacen los usuarios. Por ejemplo, ha señalado que es posible realizar el borrado total de un perfil, pero que para evitar errores o bromas, el sistema guarda los datos durante un corto periodo de tiempo -normalmente dos semanas- por si el usuario se arrepiente y quiere volver a utilizar el servicio.

De todas formas, el directivo ha señalado que existe otra opción al borrado total del perfil, que es la desactivación temporal del mismo.

Según Allen, la mayoría de los usuarios opta por esta opción. En ella, la red social conserva los datos del usuario, aunque deja de mostrarlos activamente, y se puede recuperar el perfil, con todo el contenido, cuando el usuario decida volver a la red social.

“Sabemos que hay mucha gente que decide dejar Facebook y después se arrepiente, y esto facilita su vuelta. También está bien cuando uno quiere dejar la red por un tiempo, por vacaciones, agotamiento, periodos de exámenes…” señaló el directivo.

Sin poder dar cifras, Allen también reconoció que “la mayor parte de los usuarios que optan por desactivar el perfil, vuelven a activarlo”.

Aplicaciones de terceros.

Otro tema polémico que siempre ronda a la red social es la seguridad que proporcionan las aplicaciones de terceros a las que se suscribe o utiliza el usuario.

En esto, Allen también ha sido claro: “La responsabilidad es del usuario, que es responsable de lo que instala”. Facebook lo que hace es proporcionarle toda la información posible, para que sepa qué se está instalando, pero es él quien acepta utilizar esa aplicación.

De todas formas, como señala Natalia Basterrechea, responsable de Asuntos Públicos de Facebook en España, las aplicaciones pasan por un proceso de aprobación previo, antes de ser subidas a la plataforma, en el que se controla que cumplen con los mínimos establecidos. “Y si posteriormente hubiera algún problema, actuamos rápido para comprobar las posibles denuncias de los usuarios”, establece.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor