Facebook podría enfrentarse a un nuevo capítulo en la demanda por plagio

Empresas

Los hermanos Winklevoss, que acusan a Mark Zuckenberg de haberles robado su idea, aseguran que aún no han cerrado su complicada relación con la red social. 

Los orígenes de Facebook son inciertos, según se han encargado de apuntar varios libros, artículos y pronto una película. Mark Zuckenberg simultaneó el desarrollo del código de su propia red social con la de ConnectU, la red que unos ricos hermanos de Harvard, la universidad de Zuckenberg, estaban trabajando en lanzar al mercado.
Según algunas fuentes Zuckenberg únicamente ralentizó el desarrollo de ConnectU, para que Facebook saltase antes al mercado. Según los hermanos Winklevoss, los ricos creadores de ConnectU, hubo directamente plagio.
Los Winklevoss demandaron a Zuckenberg y Facebook en cuanto la red social tuvo éxito. Aunque el creador de Facebook siempre clamó su inocencia, la empresa y los Winklevoss firmaron un acuerdo secreto por el que la firma pagaba la paz judicial que podrían darle los hermanos.
Pero como en las buenas historias, y en los buenos culebrones, la historia no ha concluido y los Winklevoss aún no han dicho la última palabra. “Creo que es seguro decir que el capítulo no está cerrado”, ha asegurado Cameron Winklevoss a la BBC momentos antes de iniciar su participación en una regata (los hermanos Winklevoss han hecho carrera como regatistas de élite tras el fracaso de su aventura empresarial).
“Es nuestro deber para con nuestros principios”, apunta por su parte a la cadena británica el otro hemano, Tyler. “Estamos dispuestos a esperar y estar convencidos de que se hace lo correcto”.
¿Son las palabras de los hermanos Winklevoss por tanto el anuncio de una nueva tormenta judicial para Facebook? Por ahora, lo único que puede hacer la red social es cerrarle a los hermanos su perfil. Porque, sí, los dos están en Facebook.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor