Facebook podría no ser… Facebook

Seguridad

La dirección alternativa y maliciosa está llegando a los usuarios a través de correos basura y gracias a un buen BlackHat SEO.

La popularidad creciente de las redes sociales es positiva para sus creadores, que ven como su tráfico aumenta, y para los cibercriminales, que ven como surge un nuevo nicho de mercado. De hecho, y tras el boom de Facebook, ya ha surgido la primera página que se aprovecha de la necesidad de conectarse de sus usuarios.
La URL del Facebook falso es muy parecida a la del real, lo que inspira una elevada confianza en el usuario que introduce en la misma sus datos de contacto.
“Una vez tengan los datos de un usuario, los ciberdelincuentes pueden acceder a su cuenta y utilizarla para lo que deseen, por ejemplo, publicar comentarios de spam, con links malicioso, enviar mensajes a sus contactos, etc”, explica el director técnico de PandaLabs, la compañía de seguridad que ha descubierto el fraude, Luis Corrons.

Corrons también alerta: llegar a esta dirección falsa puede ser más sencillo de lo que el usuario cree.  “La URL fraudulenta puede estar distribuyéndose por correos electrónicos o a través de campañas de BlackHat SEO para que los usuarios lleguen a ella más fácilmente”, apunta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor