Fallo general en el sistema de control aéreo de Londres

CloudSeguridad

Una caída del sistema NATS, encargado de proporcionar a los controladores aéreos la información de cada vuelo, obliga a realizar su actualización de forma manual en los aeropuertos londinenses.

Los vuelos de entrada y salida a Londres han sufrido retrasos durante las últimas horas debido a un fallo general del Sistema Nacional de Control de Tráfico Aéreo (NATS) en los aeropuertos de Londres, aunque no se han registrado incidentes.

Tal y como publican nuestros compañeros de eWEEK Europe en el Reino Unido, el fallo afectó al software que publica los planes de vuelo en las pantallas de los controladores (despegues y aterrizajes), por lo que el caos reinó durante algún tiempo hasta que los operarios comenzaron a introducir manualmente en el sistema dicha información. Heathrow, Gatwick, Southampton, Luton y Stansted fuero los aeropuertos afectados.


La información que aparece en la pantalla de los controladores tuvo que ser actualizada manualmente durante varias horas
La información que aparece en la pantalla de los controladores tuvo que ser actualizada manualmente durante varias horas

Tal y como han señalado los responsables, no está claro aún si el fallo está relacionado con un mantenimiento rutinario realizado durante la noche del lunes. Tampoco han relacionado este suceso con los graves altercados producidos en la capital londinense desde el pasado sábado. Todo ha vuelto a la normalidad a las 8:30 de esta mañana.

El NATS está utilizando en la actualidad una plataforma basada en cloud computing con Citrix Desktop y XenApp, además de otras herramientas de virtualización. Sin embargo, no se ha relacionado a estos sistemas con tal caída.

En la actualidad esta organización está trabajando con Amor Group para migrar 6.000 puestos de trabajo a infraestructura virtualizada y basada en cloud computing, un movimiento que permitiría reducir los costes en 9 millones de libras (10,3 millones de euros) durante los próximos cuatro años.

La noticia llega pocas horas después de que la plataforma en la nube de Amazon EC2, concretamente el centro de datos de la compañía en Irlanda, quedara sin suministro eléctrico por la caída de un rayo. Este hecho ha estado afectando a multitud de servicios cloud de empresas europeas, entre los que se encuentra el español Menéame. No se trata, por tanto, de un problema aislado para este tipo de plataformas cloud, por lo que diversos analistas ya han puesto en duda su fiabilidad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor