La falta de competencias retrasa los proyectos TI

CIOsEmpresasProyectos

Las lagunas existentes en los departamentos TI de las medianas y grandes
empresas obstaculizan los programas de gestión de cambios.

CIO
Connect
, un foro independiente que reúne a los Chief Information Officers
(CIO) de
cientos de empresas británicas, ha publicado los primeros resultados de una
encuesta llevada a cabo entre sus socios.

Según ésta, tres cuartas partes de los CIOs y directores informáticos
consultados creen que la falta de competencias y habilidades específicas en sus
propios departamentos informáticos impide el ritmo de cambio en sus compañías.
Además, otro 64 por ciento reconoce que, para implementar un proyecto nuevo en
su empresa, han tenido que introducir nuevos líderes en el departamento.

“Se trata de una admisión muy sincera por parte de nuestros socios. Se ve que
las TI juegan un papel fundamental en la evolución de las empresas, y que aún
queda mucho más por hacer”, comenta Nick Kirkland, director general de CIO
Connect, a
VNUnet.com.

“La formación especializada es la manera de avanzar y me anima mucho que
nuestros socios reconozcan la existencia del problema y se estén enfrentando a
él, introduciendo planes de formación adicionales para sus equipos en las
competencias específicas menos tangibles, como son la gestión de proyectos, el
liderazgo y la comunicación”.

En este sentido, aproximadamente la mitad de los 135 CIOs y directores
informáticos que respondieron a la encuesta tienen previsto aumentar la
inversión en planes de formación durante los próximos doce meses, para asegurar
que su personal contribuya más a los programas de cambio implementados en la
empresa. En el lado opuesto, menos de un cuatro por ciento previeron un recorte
en el gasto formativo.

La encuesta también pidió a los líderes en materia informática que evalúen el
nivel de competencias que existe en sus compañías a la hora de emprender retos
específicos relacionados con el cambio empresarial. Los que respondieron,
comentaron que ‘superar las restricciones de cualquier proceso empresarial
basado en silos’ fue el problema más grande al que se enfrentaron.
Paralelamente, un 50 por ciento situaron el nivel de competencias de su empresa
en la parte más baja de la tabla.

Entre los temas difíciles figura también ‘ganar el apoyo de los escépticos a
la hora de vender las ventajas del cambio propuesto’, donde un 40 por ciento
admitió tener problemas, así como ‘comunicar la naturaleza de los cambios que
implica un proyecto a los interesados’.

No obstante, más de la mitad de los líderes se sintió ‘bastante competente’
tanto a la hora de analizar el impacto y los requisitos de un programa de
cambio, como a la hora de identificar los recursos y competencias necesarias
para sacar estas iniciativas adelante.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor