Fastfox: un smartwatch de 5 (sí, cinco) euros con batería para 6 meses

InnovaciónWearables

Mientras se va generalizando la oferta de relojes inteligentes y se normaliza el que tengan precios de varios cientos de euros hay una marca que ha decidido apostar por algo quizá más sencillo, indudablemente más económico hasta el punto casi de la ridiculez pero no por ello menos útil y funcional. Cinco euros es el precio que tendría este smartwatch y pese a valer cien veces menos que un Apple Watch probablemente no sea 100 veces menos  útil.

Aunque sin entrar en los acabados de lujo que Apple anunció para su smartwach, el precio de partida del modelo más económico será de $349. La competencia se queda sensiblemente por detrás en precio ($249 par el Motorola Moto 360 y $199 para el Galaxy Gear) aunque ofrecen esencialmente las mismas prestaciones. Aquí es donde quiere competir Fastfox, una empresa china que quiere lanzar al mercado un smartphone que costará $7, poco más de cinco euros.

El secreto que ellos mismos se encargan de revelar estaría por un lado en simplificar al máximo tanto el software como el hardware. Aumentando las posibilidades (y el diseño) del primo hermano de los relojes inteligentes, las pulseras inteligentes, adoptando una forma mucho más reconocible con la de un reloj por su esfera circular pero ampliando las habituales prestaciones de las smartband, excesivamente centradas en la recopilación de datos durante la práctica deportiva, en Fastfox pretenden ofrecer el smartwatch más sencillo, sin renunciar a la funcionalidad, a un precio realmente imbatible.

Para conseguir que se convierta en una realidad han buscado el apoyo de las personas interesadas en que esto suceda a través de Pozible, una página australiana de crowdfunding donde los micromecenas han triplicado la cantidad de dinero que solicitaban en Fastfox, por lo que parece que no habrá problema alguno para que comience a fabricarse y venderse.

El precio de $7 es para los primeros 100 micromecenas que decidieron apostar por este reloj inteligente ultrabarato, pero los que han llegado después tampoco van a tener que desembolsar mucho más, pudiendo elegir entre un modelo en color negro por $8 y uno en otro color a elegir entre una amplia gama por $9 (equivalentes a 7,30 €… un dispendio, como veis).

El creador, Liu Chao, explica que los dispositivos vestibles (wearables) pueden ser tremendamente útiles especialmente por la cantidad de datos que pueden facilitar a sus usuarios con lo que pueden contribuir a crear hábitos saludables, pero el gran obstáculo es el elevado precio de estos dispositivos. De ahí su intención de “democratizar” los relojes inteligentes al fabricar uno tan barato. Al mismo tiempo esto permite convertirse en escalón de entrada para quienes deseen “probar” de manera que si no antes de adquirirlo temen no estar interesados en continuar con su uso no “duele” tanto gastar $7 que los $199 que de media puede costar un smartphone.

1

Las aplicaciones nativas con las que cuenta Fastfox incluyen medición de aspectos deportivos (tiempo, distancia, calorías…) y de actividad física (registra nuestras fases del sueño, por ejemplo) además de sincronizarse a través de Bluetooth tanto con iOS como con Android, lo que permite avisar de llamadas entrantes o perdidas, así como compartir datos de nuestra práctica deportiva a través de las redes sociales al mismo tiempo que a través de una app específica mantiene un completo registro de los datos recibidos.

Por último Fastfox es a prueba de polvo y salpicadurs y su batería puede durar entre 4 y 6 meses en función del uso y hasta 19 meses en espera. Pesa sólo 11 gramos y dispone de distintas opciones para personalizarlo

vINQulo

Pozible

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor