Festín de novedades en re:Invent 2015

Business IntelligenceCloudDatos y Almacenamiento

Durante la keynote inaugural de su congreso anual en Las Vegas, Amazon Web Services anuncia nueva batería de servicios para completar –aún más- su oferta cloud.

*** Especial desde Las Vegas

Para Amazon Web Services (AWS), la nube se ha convertido en el nuevo estándar de computación. Ya no se trata de un servicio para desarrolladores o para hacer pruebas. Es, según palabras de Andy Jassy, vicepresidente de AWS, una realidad que permite a las organizaciones de cualquier tipo y tamaño “tener la libertad para controlar su propio destino”.

Lo ha explicado durante la keynote inaugural del congreso re:Invent 2015, que está reuniendo en Las Vegas a más de 19.000 profesionales. Una cifra que crece y crece con cada edición, al igual que la facturación de la división tecnológica de Amazon. “AWS es la compañía de TI que más crece  en el mundo, un 81% durante el último año fiscal”.

A día de hoy cuenta con más de 1 millón de clientes a nivel mundial, pero lo más llamativo es que entre ellos se encuentran compañías de lo más variopinto: desde startups a grandes corporaciones, que se han dado cuenta de las virtudes de un modelo de negocio que les permite reducir considerablemente los costes y centrarse en lo que realmente importa: desarrollar sus negocios. Para gestionar las infraestructuras ya están otras compañías especializadas en ello, como le ocurre a AWS. Se trata del modelo on-demand: pagar únicamente por los recursos que se necesitan, ni más ni menos.

Andy Jassy, vicepresidente de AWS, durante la keynote inaugural del congreso re:Invent 2015
Andy Jassy, vicepresidente de AWS, durante la keynote inaugural del congreso re:Invent 2015

Las grandes compañías de Servicios y Soluciones de TI llevan años trabajando en ofrecer una oferta similar, pero AWS cuenta con la ventaja de haber nacido en la nube, bajo el paraguas de otro gigante de Internet y el comercio electrónico: Amazon. Eso le está permitiendo crecer de forma tan vertiginosa, alcanzando un volumen de negocio superior a los 7.000 millones de dólares pero basado en una economía de escala, de volumen, la misma que tantas alegrías le ha proporcionado a la empresa matriz.

Pero centrándonos en lo que está sucediendo en esta edición de re:Invent, lo cierto es que en tan sólo dos horas AWS ha desgranado una importante batería de novedades, tal vez batiendo records con respecto a ediciones anteriores. Estos son los principales lanzamientos de la jornada inaugural:

Amazon QuickSight

Con el objetivo de obtener el valor real de los datos que generan las organizaciones, AWS ha desarrollado QuickSight. Hay que tener en cuenta que gracias a la nube nunca fue tan fácil y económico recolectar esa información, pero el siguiente gran paso era poder analizarla y cruzarla para su posterior análisis. Esta solución permite hacerlo, pero además facilita el acceso a esa información a un mayor número de profesionales, de forma sencilla y sin necesidad de que cuenten con conocimientos avanzados en Business Intelligence. Por si fuera poco, “cuesta una décima parte del coste de cualquier aplicación de BI tradicional”, tal y como aseguraba Jassy durante la presentación. Los cuadros de mando, muy visuales, permiten mostrar la información requerida en 60 segundos gracias al nuevo motor de computación in-memory desarrollado por Amazon: SPICE. Es interesante añadir que no se trata de una herramienta independiente, sino que se puede integrar en otros servicios cloud proporcionados por AWS.

Amazon Kinesis Firehose

Se trata de un complejo servicio para la carga en streaming de datos dentro de alguno de los servicios de almaecenamiento de AWS como S3 o RedShift. Más adelante, la compañía tiene previsto ir incluyendo otros, aunque se trata de un buen comienzo para los clientes que necesiten mover datos rápidamente desde aplicaciones móviles, web o sistemas de telemetría, entre otros. Los desarrolladores de este tipo de servicios tienen a su alcance múltiples opciones de configuración y concatenación de datos para depurar el almacenamiento de toda esa información para su posterior procesamiento en los servicios de AWS.

Amazon Database Migration Service

De todos es sabido que uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los responsables de TI a la hora de migrar servicios a la nube se encuentra en la transformación de las bases de datos. Database Migration Service nace precisamente para reducir los tiempos de migración, especialmente desde bases de datos basadas en el modelo on-premise. “Con este nuevo servicio las empresas pueden moverlas a la nube de AWS con unos tiempos de configuración de tan solo 10 o 15 minutos”, apuntaba el directivo.

Amazon Schema Conversion Tool

Íntimamente relacionada con la anterior, esta herramienta es capaz de modificar los esquemas y código de las bases de datos para que las existentes puedan funcionar correctamente en la nube pública de Amazon y viceversa. Este último detalle llega tras la petición de muchos clientes, que querían asegurarse una vuelta atrás de sus bases de datos en caso de que lo necesitaran en el futuro.

MariaDB

Se trata de un motor de bases de datos que competirá directamente con Oracle MySQL. “Queremos asegurar la vida de esta popular plataforma y de las bases de datos basadas en SQL de nuestros clientes”, añadía Jassy. MariaDB está basada en código abierto y se puede utilizar en combinación con AWS Aurora, la edición comercial del motor de base de datos.

Amazon Snowball

A pesar de los grandes anchos de banda existentes a día de hoy a través de los ISPs, lo cierto es que en ocasiones las compañías necesitan mover cantidades ingentes de datos hacia la nube de Amazon. Para conseguirlo, AWS ha diseñado una especie de servidor encapsulado en una carcasa a prueba de golpes e impenetrable. Los clientes pueden adquirirla y mover ahí sus datos de forma local para posteriormente enviarla por mensajero a las instalaciones de la compañía. De esta forma es posible transportar 50 TBytes de información en cada una de estas cajas, lo que reduce considerablemente los tiempos a la hora de disponer de ella en la nube pública. Probablemente, Snowball no llegue a España a medio plazo.

Por otra parte y en el lado de la seguridad, se ha anunciado Amazon Web Application Firewall, para securizar las piezas de software que se ejecutan desde la nube pública de AWS y Amazon Inspector, un servicio capaz de identificar potenciales problemas de seguridad y cumplimiento de normativas, algo que también ayudará a las organizaciones a decantarse finalmente por la adopción de servicios cloud públicos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor