Fibernet extiende su línea de propuestas para monitorizar la actividad sobre fibra óptica

Redes
0 0 No hay comentarios

Se trata de sensores pasivos basados en fibra óptica con múltiples aplicaciones.

Fibernet ha anunciado la apertura de una nueva línea de productos fruto de los esfuerzos en I+D y de una escucha activa “a los requisitos de los clientes”.

La compañía española destina “un tercio de sus recursos” a investigación y desarrollo. Actualmente su plantilla asciende a 80 empleados, aunque tienen previsiones de ampliarla, nos comentan los responsables de la firma en un encuentro con periodistas celebrado esta semana.

Fibernet se dedica al desarrollo y la fabricación de productos de equipamiento de transporte y supervisión de fibra óptica. Sus líneas de negocio son dos: el transporte óptico, que se encarga de conectividad y servicios para centros de datos y de recuperación de desastres y la monitorización de la fibra, con un enfoque más de seguridad e integridad de la fibra.

Entre sus clientes hay grandes empresas de sectores como la Banca o Telco que operan en Europa y Latam. Es en esta última región donde la compañía está aumentando significativamente su negocio. Están en Perú, México y tienen presencia en Panamá y Costa Rica a través de socios. Acaban de anunciar apertura del mercado de Guatemala, aunque se reservan los detalles; las negociaciones están aún en curso.

El motivo de la convocatoria de Fibernet no es sólo actualizar sobre el estado de su negocio, sino también de presentar una nueva línea de productos basada en tecnología fotónica de Fibernova, compañía que pertenece al grupo.

Se trata de sensores pasivos basados en fibra óptica basados en tecnologías de redes bragg, técnicas de Brillouin y de detección de cambios de polarización de la luz a través de fibra.

Gracias a esto Fibernet es capaz de medir las variaciones que ocurren en la fibra óptica y detectar, en tiempo real, cualquier anomalía. “Es fundamental monitorizar en tiempo real para reducir tiempos de resolución de incidencias a operadores”, explica Esther Gómez, directora general de la compañía.

La propuesta no es intrusiva, subraya, porque se utiliza la propia fibra para la supervisión. El carácter pasivo de los sensores, compuestos de materiales aislantes, evita que se calienten porque además no necesitan alimentación. Pueden instalarse en cualquier sitio y accederse en remoto.

Una solución, muchas aplicaciones

Para detectar anomalías en los trayectos ópticos y localizar el punto exacto donde está ocurriendo el problema, Fibernet ha lanzado una solución basada en sensores pasivos en arquetas.

El objetivo es detectar el estado de cierre/apertura de las arquetas, un mecanismo fundamental, dicen, para securizar la red de arquetas de las ciudades.

Esta misma fórmula puede aplicarse en un CPD gracias a la ubicación de sensores pasivos en cada uno de los racks, una forma “sencilla y muy fiable”, dicen, para gestionar de forma eficaz un centro de datos.

También tiene cabida en las smarticies, nos cuentan, para detectar el encendido o apagado de las farolas, por ejemplo.

En la medida que el requerimiento de servicios de red de las empresas aumenta de la mano de la globalización y la explosión de la demanda de servicios en la nube, Fibernet espera mantener la senda del crecimiento.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor