Ficod: Los nuevos retos de las redes sociales

Empresas

“Lo más importante es como integramos la red social en el día a día”, explica el creador de Tuenti, Zaryn Dentzel.

Las redes sociales aún tienen mucho camino por andar. Ante la crisis y ante la cada vez mayor popularidad de estos sites, estas páginas se enfrentan aún a nuevos retos.
“Lo más importante es como integramos la red social en el día a día”, explica el creador de Tuenti, Zaryn Dentzel, durante la mesa redonda Redes sociales: El nuevo paradigma de las comunidades web que acaba de celebrarse en Ficod.
Además, estos portales deben enfrentarse a dos de las principales preocupaciones de los usuarios. “El negocio es lo que menos me preocupa”, apunta el fundador de Microsiervos, Álvaro Ibáñez. “Es el problema de las empresas”.
Ibáñez destaca cómo “lo virtual no es sustituto de los real y a veces eso se nos olvida”. Para el ciberempresario, el hecho de que los internautas pasen más tiempo en las redes sociales virtuales que en las reales puede ser un problema.
La privacidad de los datos es otro de los caballos de batalla a los que tendrán que enfrentarse estas páginas. “La ley pone un requerimiento judicial para entrar en tu casa”, explica el creador de Loquo, Ubaldo Huerta, “pero los estándares son muy diferentes en la red. El reto es hacerlas verdaderamente seguras”.
“La gente no sabe hasta que punto son públicos los datos que sube a la red”, explica la responsable de Nuevos Modelos Digitales del BBVA, Elena Álvarez. Los ponentes estuvieron de acuerdo en apuntar que la información que se publica en Internet permite conocer de forma completa a los usuarios e incluso ejemplificaron el grado de publicidad con el caso ya habitual de comprobar en la red el perfil de los postulantes a un puesto de trabajo.
Modelos de negocio
Además de estas preocupaciones, las redes sociales deben afrontar los retos de financiación que pueden derivar del contexto de crisis financiera actual.
Los ponentes coincidieron en apuntar que la publicidad no es el único ingreso que perciben los propietarios de la red, sino que además cuentan con los beneficios de la venta de servicios y herramientas para sus versiones premium.
“Nosotros tenemos un coste”, puntualiza la directora regional para Europa del Sur, Reino Unido y Sudámerica de Habbo, Simonetta Lulli. “Si ellos quieren utilizar nuestra red tienen que asumir la publicidad y, si quieren más, tienen que pagar”.
Igualmente, restaron importancia a la impaciencia en la que pueden sumirse los fondos de capital riesgo detás de estos sites. “Lo ven con muchísima más perspectiva de los que creemos”, declara Elena Álvarez.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor