“El fin de la copia física expone al saqueo, aunque también es una oportunidad”

Empresas

La ministra Sinde participa en los desayunos del Foro Nueva Economía y advierte que “con los gritos (contra el canon) no me parece que vayamos a avanzar mucho”

“Presentar a un ministro es una tontería, porque si no se le conoce ya…” Palabras de ex ministro y de introductor del primer desayuno del Foro Nueva Cultura del Foro de Nueva Economía, Javier Solana, que hoy inauguraba en Madrid la ministra de Cultura, Ángeles González- Sinde. Sobran por tanto las presentaciones sobre una mujer con ha demostrado ser, según Solana, “una gran ministra de Cultura que ha tenido mucho coraje” por saber ver la industria cultural “como economía”.

La cultura tiene un gran potencial de crecimiento en términos económicos, ha explicado durante su intervención González – Sinde. En los últimos años, explicó, su peso en el PIB ha crecido un 6,7%. El Gobierno, aseguró, tiene la obligación de garantizar el acceso a la cultura, “eso es evidente”, aseveró, pero la cuestión está “en el cómo”. Según Sinde, el momento actual es “sólo comparable a la imprenta y a la Revolución Industrial”. Es obligada la “reconversión, no sólo en el generación de contenidos sino también en como se consume”.

“Internet permite un comercio directo, sin fronteras”, apuntó, recordando que la red abre las puertas a 2.000 millones de potenciales clientes. La red permite en ocasiones acabar con la copia física del producto cultural, algo que la ministra ha reconocido que ha sido un problema para el sector, porque “expone al saqueo”. Sinde sin embargo no se ha quedado sólo con el lado negativo de la esta desaparición y ha recordado que también puede ser – gracias a la reducción de costes – una oportunidad.

Sentencia de Luxemburgo

Pocas oportunidades tuvo la ministra Sinde de probar el desayuno que le esperaba en la mesa del Ritz, el clásico hotel madrileño en el que se desarrollan estos encuentros. Las preguntas fueron considerables y los temas… siempre polémicos.

Como era casi de esperar, la primera pregunta tiró al canon. La sentencia del Tribunal de Luxemburgo, que limita la legalidad del canon, afecta a la línea de flotación de la norma. “En cualquier debate lo importante es mantener abiertos los cauces de debate y escuchar a todas las partes”, ha señalado, inquirida sobre los próximos pasos que dará su ministerio tras la sentencia. Y ha advertido: “con los gritos no me parece que vayamos a avanzar mucho”, tirando así de las orejas a aquellos que se oponen -ruidosamente- al canon digital.

“La sentencia nos permite afinar el mecanismo”, ha apuntado, “y llegar a soluciones de consenso”. Sinde recordó que España no es el único país afectado por la decisión del Tribunal, ya que 22 países permiten copia privada en la UE gracias a un sistema compensatorio. “Somos muchos los que estamos en esta situación y a los que la sentencia afecta”, reconoció, apelando a un futuro acuerdo.

Reclamaciones monetarias

La Asociación de Internautas preguntó a Sinde: ¿espera una avalancha de reclamaciones judiciales sobre pagos del canon? Y, sobre todo, ¿qué hará el Gobierno para prevenir esta situación? “El Gobierno no tiene la costumbre de interferir en los tribunales”, ha contestado, emplazando a que “cada uno hará lo que considere adecuado”.

“Parece que es algo (el canon) que nos hemos inventado el Gobierno socialista hace cuatro años”, lamentó, recordando que la actual regulación de copia privada arranca con el Gobierno del Partido Popular a comienzos de la década. Y que, por supuesto, el derecho a la propiedad no es de ahora. “El propio Quijote contiene una advertencia contra las copias”, ha recuperado, señalando como un pasaje advierte a quienes pirateen el popular libro que sufrirán una multa de 50.000 maravedíes.
“Nos jugamos demasiado como para tomarnos este tema a la ligera y atender sólo al griterío”, acusó la ministra. Si no se protegen a las industrias culturales, alertó, al final quedará “sólo cultura de grandes superficies”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor