Fitbit se estrena con buen pie en el parqué

EmpresasMercados Financieros

En el debut de su Oferta Pública Inicial (OPI) la compañía rápidamente escaló un 50% el precio inicial de su salida a Bolsa y se mantuvo estable.

Fitbit ha buscado el momento idóneo para estrenarse en Bolsa, en medio de la expansión de los dispositivos wearables.

Sus pulseras de monitorización de la actividad del usuario ya se asocian a todo un mercado en ebullición.

En 2014 la compañía dobló su inversión en I+D para desarollar sensores, algoritmos y software que asegure la calidad de sus productos y diferenciarse en un mercado cada vez más competitivo. Ahora ha llegado su estreno en el parqué.

En su debut, Fitbit rápidamente subió un 50% respecto a su precio de salida a Bolsa y se mantuvo estable durante toda la primera jornada de cotización, consiguiendo una valoración de 4.100 millones de dólares.

Jeff Clavier, vicepresidente de software de la compañía, ha manifestado en una entrevista que hay todo un ecosistema construido en torno a nuevas empresas de hardware pero que, sin embargo, se vive una “edad oscura de la inversión en hardware”, tal y como recoge TechCrunch.

“Hay un montón de problemas de diseño, contratos, calidad de fabricación, etc. Cuando invertí en Fitbit no tenía ni la menor idea de lo difícil que iba a ser y es un orgullo terminar cotizando en la Bolsa de Nueva York”, ha puntualizado el directivo.

La compañía prevé recaudar hasta 100 millones de dólares en su Oferta Pública Inicial (OPI).

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor