“FON desea convertirse en el estándar de conexión”

Empresas

Entrevista a Alberto Méndez, director de Marketing de FON España y Portugal y
miembro del Comité Ejecutivo Internacional de FON.

Alberto Méndez, director de Marketing de
FON España y Portugal y miembro del Comité
Ejecutivo Internacional, comenta las características y ventajas de la Comunidad
FON y el recién presentado proyecto
Chuecawifi en el castizo barrio
madrileño, del que ya informamos en
SiliconNews.

¿Cómo empezó la Comunidad FON y dónde?

La Comunidad empezó a existir en octubre de 2005 y fue idea de Martín
Varsavsky, actual presidente de FON. Su iniciativa captó mucho la atención desde
el primer momento, hasta el punto que compañías como
Google,
Skype o
Index Ventures
decidieron convertirse en socios inversores.

La idea original se apoyó en el hecho de que actualmente todo el mundo
necesita o desea tener conexión WiFi y por eso era mejor ir más allá. Es decir,
que además de disponer de acceso sin cables, también se pudiera compartir la
señal con otros internautas sin pagar ni un céntimo más y así beneficiarse todos
de la red mundial online.

¿Cuál es el principal objetivo de FON?

Que FON llegue a convertirse en un estándar de conexión a Internet. Para
ello, hay que aumentar el número de miembros registrados en la Comunidad para
compartir e intercambiar la mayor cantidad posible de información. No hay que
olvidar que el modelo seguido por la red es residencial, es decir, no hay
ningún tipo de discriminación, sino todo lo contrario. El único requisito
indispensable es estar registrado y emplazado cerca de un hot-spot de FON.

Además, deseamos que los usuarios amorticen al máximo su conexión WiFi. Si
pensamos un momento en el tiempo que cada usuario utiliza para acceder a
Internet a través de su equipo casero, nos damos cuenta de es sólo un 3% del
tiempo que tiene contratado (24 horas, 7 días a la semana), ya que el resto del
tiempo no hace uso de la línea porque está fuera de casa, durmiendo o
simplemente, porque no se conecta. Así, con la iniciativa de FON y todos sus
proyectos repartidos por el mundo, los usuarios tienen la posibilidad de emplear
la conexión en otros lugares a través del router de otros miembros de la
Comunidad desde cualquier dispositivo, tanto fijo como móvil.

¿Qué requisitos necesitan los internautas para pertenecer a la
Comunidad FON?

Para poder pasar a formar parte de la Comunidad FON, los usuarios sólo
tienen que entrar en la página Web y registrarse con un nombre y contraseña.
Luego hay una Fonera, instalada previamente, y tras introducir los datos, ésta
reconoce al usuario registrado. Una vez que la persona está geolocalizada, puede
tener acceso a los distintos puntos WiFi y compartir sus datos, intercambiar
información, chatear y navegar con otros internautas que también forman parte de
dicha comunidad.

¿Qué ventajas les aporta frente a otras formas de conexión?

La principal aportación es la tecnología disruptiva a través de la Fonera,
que es el router WiFi de la Comunidad y que está colocada en la misma zona que
el usuario. Gracias a ella, además de disponer de conexión en su propia casa, el
internauta también tiene acceso en otras partes donde existan puntos WiFi de la
Comunidad, que están permanentemente buscando vida.

Por otro lado, hay que saber que FON no es un proveedor de acceso, sino que
independientemente del operador que facilita a cada usuario la señal
(Telefónica, Jazztel, Ono?), es un sistema que habilita el acceso a todo el
mundo.

¿Es seguro utilizarlo?

La Fonera emite dos tipos de señales para la protección de las conexiones de
los usuarios; por un lado, una señal WiFi privada que está encriptada y es sólo
para uso propio de cada fonero. De esa forma, sólo la persona de ese dominio
puede acceder a los archivos del ordenador.

Por otro lado, la Fonera proporciona una señal pública o FON_AP, común a
todos los miembros de la Comunidad FON, es decir, una señal que permite el
acceso a todos los foneros que estén registrados y con la que podrán compartir
archivos, datos?, pero sin tener acceso ninguno a las redes privadas. Por eso,
los usuarios deben tener la autentificación de su registro, el cuál está formado
por la palabra FON seguida del nombre de la persona.

En España, uno de los mayores proyectos que han puesto en marcha es
Chuecawifi. ¿En qué consiste exactamente?

En el caso de Chuecawifi, más de 60 establecimientos repartidos por el barrio
de Chueca cuentan con acceso a Internet a través del router WiFi de FON, que se
puede adquirir por 40 euros a través de la página Web. Así, se basa en la puesta
en común de las diferentes conexiones a Internet de todos los establecimientos,
comercios y particulares que estén dados de alta en la Comunidad FON.

¿Por qué decidisteis promocionarlo en el barrio de Chueca?

Elegimos el barrio de Chueca porque se trata de un área céntrica que recibe
multitud de visitas y además, los residentes en esa zona forman una comunidad
avanzada en cuanto a la adaptación a las nuevas tecnologías. También destaca el
hecho de que consiguen que esas nuevas herramientas del mercado se conviertan
el propias, es decir, las hacen suyas.

Eso está bien para los usuarios, pero ¿de qué forma se benefician los
establecimientos?

Es muy útil para los establecimientos, bares y restaurantes, sobre todo en
cuestiones de tarificación, ya que con la Fonera no deben preocuparse por el
tema de vender los tickets y revisar las cuentas para ver quién se ha conectado
y durante cuánto tiempo para luego cobrar. Además, disponen de conexión
inalámbrica, que representa un incentivo más para los clientes.

¿Qué otros proyectos tienen a corto plazo?

Desde FON queremos desarrollar otras iniciativas similares a la de Chuecawifi
en otras partes del mundo, como Japón o Estados Unidos, firmando acuerdos y
haciendo que la Comunidad vaya creciendo. Para ello, disponemos de varios
equipos distribuidos por todo el mundo que tratan de implementar el sistema.

En España, por ejemplo, ya tenemos permisos en Málaga y Lleida, donde las
administraciones locales nos dieron permiso para instalar nuestra red.

Al mismo tiempo, deseamos que nuestro producto sea accesible no sólo desde la
página Web propia, sino también desde otras vías como son las cadenas de Retail,
de forma que nuestro producto disponga de otras formas de distribución. Por
último, queremos que los más de 400.000 puntos de acceso que actualmente existen
en algunos países se incrementen hasta lograr superar a las propias operadoras,
algo que ya hemos logrado en algunas partes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor