A fondo: Cómo benefician las TIC al medioambiente (y a la lucha contra el cambio climático)

Green-IT
0 0 No hay comentarios

BT cree que España podría generar 113.000 millones de euros en términos de crecimiento económico sostenible si usa la tecnología para limitar sus emisiones de carbono.

El cambio climático no es algo que se pueda llegar a producir con el paso del tiempo, sino una realidad presente en nuestras vidas que la sociedad mundial tiene que comprometerse a combatir. Y es que cada día que pasa sin imponer medidas efectivas que limiten los niveles de emisiones de carbono, o sin cumplir con las directrices ya vigentes, hiere al medioambiente, a la salud y a la propia supervivencia humana. Es por eso que cada vez suenan con más fuerza los proyectos de empresas que no sólo reciclan o lanzan productos más “verdes”, sino que promueven buenas prácticas y fabrican con la eficiencia energética en mente. Gigantes tecnológicos como Google, Apple o Facebook, por poner sólo tres ejemplos que provienen del sector TIC, apuestan por centros de datos que se alimentan con electricidad 100 % renovable. Esto reduce su huella de carbono y las marcas de contaminación globales.

De hecho, las TIC encierran un gran potencial para mantener a raya las emisiones de gases de efecto invernadero. Según el último “Informe Anual de Sostenibilidad y Responsabilidad Corporativa” de Ericsson, el uso de las denominadas Tecnologías de la Información y de la Comunicación podría acabar mermando esas emisiones un 15 % de aquí al año 2030. Esto es más que la huella de carbono conjunta de la Unión Europea y los Estados Unidos. Ese mismo documento aboga también por recurrir a las TIC para cumplir los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcan un camino claro hacia un mundo más sostenible, y las TIC son una potente palanca para hacer que se cumplan”, asegura Hans Vestberg, presidente y CEO de Ericsson, que anima a “aprovechar su inercia desde 2015 para que todo el mundo pueda beneficiarse de las oportunidades que brinda la Sociedad Conectada”.

Otro estudio, en este caso el que lleva por título “El papel de las TIC en la reducción de las emisiones de carbono en la UE” y que ha sido elaborado por BT en colaboración con Accenture, insiste en esta idea. Una de sus principales conclusiones es la que cifra en 678.000 millones de euros y 643.000 millones de euros, respectivamente, los ingresos y el ahorro de costes que supondría una aplicación efectiva de las TIC en todos los países miembros de la Unión. Más de la mitad de esas ganancias iría ligada a un perfeccionamiento de la eficiencia energética. Y hay un dato más a tener en cuenta. BT se muestra convencida de que, gracias a la TIC, el Viejo Continente podría iniciar la década de los 30 limitando sus emisiones al 37 % de las emisiones que produjo en todo 2012. Sobre todo favoreciendo “la fabricación inteligente, los edificios inteligentes y la energía inteligente”.

“BT reconoce que, al permitir la transformación digital de nuestras economías y eficiencias de energía a gran escala, las TIC tienen el potencial de ayudar a reducir las emisiones de carbono de forma sustancial y la velocidad a la que éstas se generan”, explica Larry Stone, presidente del área de Gobierno y Asuntos Públicos de BT. “Un mayor despliegue de las TIC podría permitir reducciones significativas de carbono y promover el fortalecimiento de las economías europeas”. Eso sí, “para asegurar el éxito conjunto, es importante que las TIC sean consideradas en cada paso del viaje, a la vez que hacemos un llamamiento a los responsables políticos para que aprovechen el momento e impulsen la agenda de las TIC”, añade Stone, que subraya que “un mayor uso de soluciones TIC podría contribuir a que Europa cumpla sus objetivos de reducción de emisiones de carbono” y a materializar los propósitos ed la pasada Cumbre del Clima COP21. “También es un importante factor para la economía circular”, dice. “El beneficio potencial proveniente de la digitalización de la industria y las administraciones públicas y de la forma en que trabajamos y consumimos es importante para el futuro de todos”.

Sólo en España, se abre la puerta a la generación de 113.000 millones de euros en términos de crecimiento económico sostenible. Hoy por hoy, el 8 % de las emisiones de carbono de la zona comunitaria sale de nuestro país. Pero las soluciones TIC podrían hacer que contribuyamos para bien, aportando el 7 % del ahorro potencial que se calcula para toda la Unión Europea. Esto implica una caída de las emisiones de 0.105 Gt, con 0,05 Gt que se relacionan con el impulso de la eficiencia. Si se habla del conjunto de todos los países que pueden contribuir a cuidar el planeta en el marco de esta alianza europea, la reducción de las emisiones alcanzable en el año 2030 es de 1,5 Gt. BT compara este número con los beneficios de plantar árboles a lo largo de 500 hectáreas, o en dos tercios de la superficie continental de Australia. También es “un ahorro equivalente a casi 19 veces el tamaño de la huella prevista para el sector de las TIC de la UE en 2030”, sentencia esta compañía.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor