A fondo: Black Friday 2017, el mejor día de ventas de la historia

eCommerceMarketing

Vuelve el “Viernes Negro” y arranca la campaña de Navidad, que una vez más debería batir récords.

La cuenta atrás para Navidad ha comenzado. Calles y escaparates lucen desde hace días las decoraciones típicas de esta época del año. E internet se ha llenado al igual que las tiendas físicas de cientos, miles, de ofertas que invitan a comprar ya los regalos para los seres más queridos. El 24 de noviembre este año es una fecha tan especial como la del 24 de diciembre, porque hoy, justo después del Día de Acción de Gracias estadounidense, se celebra el Black Friday en medio mundo. Arranca oficialmente la campaña de ventas navideña con rebajas en todo tipo de productos, que pronto lanzará también el Cyber Monday o Ciberlunes.

Los orígenes de este “viernes negro” se remontan a principios del siglo XX. Su nombre tiene que ver con el caos generado en calles repletas de gente y de coches, y también con las ganancias que acumulan los vendedores durante toda la jornada, alejándose de los temidos números rojos. De hecho, el Black Friday 2017 tiene todas las papeletas para convertirse en uno de los mejores días de la historia para los comerciantes.

Teniendo en cuenta registros pasados y las previsiones que se manejan para esta campaña, BlackFriday.com cree que estamos ante “el día de compras más grande del año”. Además, pronostica que las compras en tienda se verán superadas por las compras online. Hace un año, por ejemplo, solamente 4 de cada 10 consumidores hicieron adquisiciones en comercios físicos. El impulso de internet debería seguir creciendo, en esta ocasión con un mayor número de ofertas y la ayuda de las “tiendas inteligentes” que conocen bien a sus clientes y sus preferencias.

Imagen: idealo
Imagen: idealo

Desde idealo.es también esperan “datos aún mejores para el eCommerce que el año pasado”. Para tomar un poco de perspectiva respecto a lo que esto significa, basta con señalar que el tráfico en este comparador de precios fue un 130,2 % superior en España durante el Black Friday de 2016 que en las tres semanas previas. Aquí el tráfico se incrementó más que en países como Francia, Austria, Italia o Alemania durante el mismo periodo. En Europa, la subida media llegó al 90,4 %. La apuesta es que hoy 3 de cada 4 españoles comprarán algo.

Y si se incrementa el tráfico, se incrementarán los ingresos. “Los compradores pueden esperar ver aún más ofertas online y móviles en 2017. Dado que 2016 fue un año récord con 3.340 millones de dólares en ventas online y 1.200 millones de dólares de esa cantidad siendo ventas móviles, los minoristas ofrecerán rebajas a medida de los compradores online”, relata BlackFriday.com a Silicon.es, recordando que las tiendas adelantan cada vez más sus rebajas y las extienden más allá del Black Friday. Según Dolist, el Black Friday de 2016 representó un 5 % del consumo online anual, con un crecimiento respecto a 2015 del 13 %.

En Estados Unidos, el país en el que comenzó todo, el 45 % de los ciudadanos planeaba irse de “compras navideñas antes del 1 de noviembre, mientras que el 25 % de ellos ya comenzó a comprar antes de octubre”, dice BlackFriday.com. Más de la mitad de las personas hará compras por el Black Friday. Y el gasto medio por comprador parece que se incrementará: desde los 505 dólares a los 743 dólares de un año a otro.

En el caso español, el gasto de una cuarta parte de los consumidores para este viernes será de más de 100 euros. El presupuesto del 16,5 % de ellos es de 100 euros mínimo y de 200 euros máximo. Un 4,9 % gastará por encima de los 200 euros y un 3,5 % se permitirá llegar hasta los 300 euros. La mitad se quedará por debajo de los 100 euros: aproximadamente el 31 % de los encuestados por idealo tiene intención de gastar 50-100 euros y el 19,8 %, menos de 50 euros. En 2016, el gasto medio en nuestro país estuvo en los 141 euros, de acuerdo con lo publicado por la española Blueknow.

Los productos más buscados

En cuanto a las categorías de productos que cosecharán más éxito, los analistas apuestan por el segmento de la electrónica con smartphones y tabletas, televisores, auriculares, incluyendo auriculares inteligentes, smartwatches, pulseras que registran la actividad física y altavoces con capacidades de asistente virtual personal. Esa es la apuesta de Gartner. Los productos de corte tecnológico también van a ser los más deseados, de acuerdo con Expert System.

A esto BlackFriday.com añade los juguetes. “Los juguetes siempre son de lo más vendido en Navidad y este año no será diferente”, nos cuentan, aparte de merchandising como el de Star Wars. Pero “no son los únicos artículos importantes en el mayor día de compra del año. La electrónica y los electrodomésticos también tienen gran presencia en las ventas de Black Friday”, confirma este portal, que pone nombre a posibles best sellers como los nuevos iPhone 8 y iPhone X y los Samsung Galaxy S8 y Note 8. Otras de sus apuestas son la PS4 Pro y la Xbox One X, los rastreadores de fitness de Fitbit, las batidoras KitchenAid y, en general, los productos que están pensados para el hogar inteligente. La lista se completaría con televisores OLED 4K HDR y reproductores Blu-ray 4K Ultra HD.

“Las ofertas del Black Friday 2017 serán de las mejores que los compradores hayan visto hasta la fecha”, asegura BlackFriday.com. “Los compradores el año pasado encontraron gangas increíbles y los minoristas ofrecerán descuentos aún más importantes este año para superar los precios de sus competidores y los suyos propios del año anterior”.

Imagen: idealo
Imagen: idealo

Para idealo, “las cinco categorías con más demanda” para este periodo de descuentos son “televisores, frigoríficos, ordenadores portátiles, smartphones y sneakers”, es decir, zapatillas deportivas. Pero “en las categorías más demandadas no se hallan los mayores descuentos”, explica el comparador en declaraciones a Silicon.es, algo que tendría sentido “desde el punto de vista de la tienda online, que a pesar de ello se esfuerza en ofrecer algún que otro gran descuento en algún que otro producto determinado de estas categorías”.

Así, el año pasado los mayores descuentos se repartieron entre las impresoras multifunción, los robots de cocina y los auriculares. Entre las cinco categorías de productos más demandados, la que presenta un mayor descuento máximo es la del calzado deportivo, llegando al 41 % sobre el precio original. Eso sí, la media de las rebajas para zapatillas es del 6 %, un punto por debajo del descuento medio que se puede conseguir para portátiles, aunque el doble que para otros equipos informáticos como teléfonos móviles y teles.

¿Cómo aprovechar el Black Friday al máximo?

Las esperanzas de los consumidores durante el Black Friday pasan por encontrar los productos deseados a precios más asequibles de lo habitual. En este sentido, “es muy importante ganarse la confianza de los usuarios” y “evitar prácticas denostadas como podría ser subir los precios ligeramente a lo largo de noviembre para después presentar aparentes grandes descuentos”, apuntan desde idealo a la hora de elaborar un compendio de buenas prácticas para este tipo de eventos.

“Los usuarios están cada vez más acostumbrados a comparar precios y saben que nada es totalmente gratis”, explican sus responsables. “Sin embargo, ofrecer descuentos puntuales en ciertos productos con alta demanda es un buen gancho para atraer clientes. En cualquier caso”, remarcan, “lo más importante es crear las expectativas adecuadas en el usuario y ofrecer descuentos acordes a lo prometido.

Imagen: idealo
Imagen: idealo

Otro consejo sería “tener en cuenta el perfil de usuario” que compra durante el Black Friday. Los últimos datos de idealo para este día demuestran que un 56 % de los compradores son hombres y el otro 44 %, mujeres. Por edades, 4 de cada 10 tienen de 35 a 44 años, seguidos de los que están en el rango de los 25 a los 34 años (20 %), de los que van de 45 a 54 (19 %) y de los se encuentran entre los 55 y los 64 (12 %). Los adultos más jóvenes y más mayores, los de 18-24 años y los de más de 65 solamente representan un 5 % y un 4 % del total, respectivamente. A partir de aquí, idealo dice que es un error “pensar que el Black Friday ha de orientarse a productos de tecnología o a un público únicamente masculino o demasiado joven”.

Por otro lado, ya que un 54 % de los usuarios se conecta desde dispositivos móviles y que “al menos la mitad de las compras se realizan” desde este tipo de terminales, “es fundamental que las campañas y las tiendas estén optimizadas para este tipo de dispositivos” móviles.

Y esto implica, por ejemplo, vigilar el tiempo de carga para que el proceso sea lo más rápido posible. Las cifras que manejan empresas como Akamai confirman que la velocidad es clave para ganarse a los internautas. Cuando las páginas se cargan rápido en el móvil, en un pico de 1,3 a 1,4 segundos, quienes las visitan tienen más del doble de probabilidades de acabar comprando. Así ocurrió en el Black Friday anterior en comparación con los visitantes y los tiempos pico de carga para días estándares.

Desde BlackFriday.com apuntan que, “además de más rebajas, los minoristas también estarán preparados para manejar tráfico pesado en la web y el móvil”. O deberían estarlo. “El objetivo es evitar bloqueos de sitios web como experimentó Macy’s en 2016”. Y, “para atraer a más compradores navideños este año” parece lógico invertir más en marketing y hacerlo con antelación. De hecho, para Dolist lo mejor que se puede hacer para convencer a una audiencia en creciente dispersión, más y más saturada, es trabajar en la recolección de datos durante meses.

El proceso podría resumirse, en base a consejos compartidos por Black-Friday.sale, en trazar un plan de marketing especialmente para el Black Friday, teniendo en cuenta las fechas más destacadas y combinando campañas en redes sociales con posicionamiento en buscadores y envío de emails, por ejemplo. En fijar precios tras analizar la información que se tiene, vía cookies. En vigilar el stock y prever planes de acción cuando se agote un producto. Y en contar con un equipo específico para estas fechas. Eso es lo que tiene que controlar la tienda. El resultado final estará en manos del consumidor.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor