A fondo: De cómo IBM y Lenovo retroceden en servidores

CloudServidores
0 0 No hay comentarios

IDC y Gartner han publicado sus respectivos análisis sobre el rendimiento del mercado de servidores durante el primer trimestre de 2016, y ambas evidencian un bajón en la cantidad de ingresos recaudados.

El mercado de servidores no ha comenzado el año con buen pie. Tras terminar 2015 con 9,7 millones de servidores vendidos alrededor del mundo y la tranquilidad de poder hablar por fin de cifras sin que la famosa venta del negocio x86 de IBM a Lenovo tenga nada que ver con las bajadas de una y las subidas de la otra, los problemas regresan a este segmento. Así lo constatan los análisis de consultoras de primera nivel como IDC y Gartner. La primera de ellas cifra en 2,2 millones el número de servidores que se han distribuido de un lado a otro del planeta entre los meses de enero, febrero y marzo a cambio de un total de 12.400 millones de dólares. Esto supondría caídas del 3 % y del 3,6 %, respectivamente, si se ponen al lado de las unidades y los ingresos correspondientes al Q1 de 2015, que es el trimestre con el que se puede realizar la comparación. Es más, por primera vez tras siete trimestres consecutivos de ganancias en ingresos, el mercado de servidores ha dado un traspiés.

El hecho de que no se está ingresando tanto por servidores como en el pasado es un hecho. Aunque los cálculos de Gartner vuelven a ser algo más generosos que los de IDC, como de costumbre, llegando a defender incluso que las unidades enviadas no han descendido año tras año sino que han subido un 1,7 % hasta los 2,7 millones, sus analistas sí reflejan la caída en ingresos. Gartner ha destacado el desplome experimentando en los ingresos que van aportando cada uno de los diferentes vendedores. Entre todos habrían acabado entregando por encima de 300.000 dólares menos que hace un año por estas mismas fechas, concede esta firma de análisis. “La caída de los ingresos a la luz del aumento de los envío demuestra que los servidores que se entregaron durante el período tenían precios medios de venta más bajos que los que se distribuyeron durante el mismo periodo del año pasado”, señala su vicepresidente de investigación Jeffrey Hewitt. Por su parte, el director de investigación para plataformas informáticas en IDC, Kuba Stolarski, busca explicaciones en los proyectos de actualización empresariales y un parón dentro de los despliegues a hiperescala.

En primer lugar, Stolarski habla de “un final claro en la actualización liderada por Intel en la empresa”. En segundo lugar, de “una pausa en la expansión del cloud hiperescala”. Y, en tercer lugar, de “una muy difícil comparación interanual en el extremo más alto del mercado tras la importante actualización de mainframe por parte de IBM hace un año”. El Gigante Azul sigue siendo el tercer clasificado por volumen de ingresos, el caso es que si hace un año conseguía casi 1.700 millones de dólares (o prácticamente 1.888 millones, según Gartner), ahora no llega ni a los 1.140 millones (casi 1.271 millones, de acuerdo con Gartner). IBM ha perdido casi 33 puntos porcentuales en tan sólo doce meses y ya no se le puede echar la culpa a la venta del negocio x86. Los expertos recuerdan que a principios de 2015 se vivió un gran éxito de IBM System z y esto ahora le ha perjudicado al tener que trazar comparaciones. De hecho, la demanda de sistemas de gama alta se ha contraído un 33,4 %.

Cabe señalar que IBM lidera en servidores que no cuentan con arquitectura x86, con más de la mitad de la cuota de mercado, pero éstos han sufrido una disminución en ingresos del 28,7 % hasta los 1.800 millones de dólares. La situación se agrava si se tiene en cuenta la mejoría del 2,6 % de los sistemas x86, donde domina Hewlett Packard Enterprise y que ingresan diez veces más. “Ahora que el refresco cíclico ha terminado, el enfoque del mercado se está desplazando hacia la infraestructura definida por software, la gestión de entorno híbrido y dominios TI de nueva generación como el Internet de las Cosas, la robótica y la analítica cognitiva”, explica Kuba Stolarski. “A corto plazo, IDC espera que la segunda mitad de 2016 devuelva energías a la expansión de la infraestructura cloud hiperescala con centros de datos existentes ganando peso y nuevos centros de datos cloud alzándose en todo el mundo”. Jeffrey Hewitt considera que hoy por hoy “el verdadero motor del crecimiento global sigue siendo el segmento de los centros de datos hiperescala” y que los niveles “empresarial y pyme continúan relativamente planos” porque “los usuarios finales de estos segmentos han acomodado sus crecientes requisitos de aplicación a través de la virtualización o han considerado alternativas cloud“.

Los servidores de torre van en descenso, pero los modelos optimizados en rack sí crecen. Por regiones geográficas todo son malas noticias, menos en el caso de Asia-Pacífico y Europa occidental. ¿Y por marcas? Las dos compañías que acompañan a IBM en el top 3 son HPE y Dell. HPE se lleva alrededor de una cuarta parte de los ingresos y, además, es el único gran proveedor que ha conseguido mejorar su rendimiento en el primer trimestre de 2016, por encima del 2 %. Dell puede presumir de ser la compañía que menos ha caído entre los principales competidores. Completan el top 5 Lenovo y Cisco, que han presentado números bastante similares, entre los 871 y los 850 millones de dólares. Esto es, bastante similares si no se tiene en cuenta que Lenovo es junto a IBM la empresa que mayor golpe ha recibido en el estreno de 2016. IDC dice que sus ingresos han descendido un 7,4 % y Gartner, un 10,2 %. Curiosamente Lenovo era la otra compañía que estaba implicada en el cambio de titularidad de los servidores x86 de IBM, algo que en otros trimestres le había venido bien.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor