A fondo: Lo más destacado de 2016 en clave tecnológica

EmpresasInnovaciónMovilidadRegulaciónSeguridad
0 0 No hay comentarios

El año 2016 se despide de la industria tecnológica con triunfos y fracasos. ¿Cuáles son los momentos que merece la pena recordar?

Buenas y malas noticias se han ido sucediendo a lo largo de un 2016 que se despedirá de nosotros en cuestión de horas, como ya lo hicieron famosos de diferentes industrias como Carrie Fisher, Leonard Cohen, Umberto Eco, Henry Heimlich, John Glenn, Fidel Castro, Johan Cruyff… O, en el plano puramente tecnológico, Ray Tomlinson y Andrew Grove. El primero, conocido como padre del email, falleció víctima de un infarto a los 74 años de edad. El segundo, que fue el primer empleado contratado por Intel y que luego llegó a liderar la compañía de Santa Clara en calidad de CEO, padecía Parkinson y se fue a los 79 años. Ambos murieron en marzo de este año.

Otro adiós sonado, en esta ocasión por retirarse de su cargo de presidente ejecutivo de Telefónica, ha sido el de César Alierta. Tras década y media en el puesto, Alierta dimitía nada más arrancar la primavera como presidente ejecutivo de la operadora tras 15 años en el puesto. En su lugar, la operadora española ponía a José María Álvarez-Pallete. Meses más tarde, Telefónica sorprendía con otro nombramiento, el del conocidísimo hacker Chema Alonso como Chief Data Officer. Alonso se hacía cargo así de temas de seguridad, trasparencia, publicidad, Big Data y cuarta plataforma.

Son movimientos de sillas y de estrategias que han ocurrido en un año en el que la tecnología ha estado de plena actualidad. España se ha desvelado como país en el que más se consume internet móvil de todo el mundo. Datos de Zenith demuestran que aquí un 85 % del consumo online se realiza a través de dispositivos móviles. Es una cifra sensiblemente superior a la de otros lugares como Hong Kong, que figura segunda de la lista con un 79 %, o China, que completa el top 3 con un 76 %. Éste también ha sido el año en el que Chrome se convirtió en el navegador más usado en ordenadores. Si en enero, en base a las estadísticas de Net Applications, disfrutaba de poco más de un tercio de participación por detrás del hasta entonces todopoderoso Internet Explorer, en mayo ya subía por encima del 41 % y en estos momentos controla con holgura la mayoría del mercado. También en el escritorio, Windows 10 ha ido escalando posiciones desde su lanzamiento. Nada más arrancar 2016 se hizo con la segunda plaza en sistemas operativos.

Otro número que deja 2016 es el de la existencia de 3.000 millones de smartphones, según Strategy Analytics. En el plano negativo, se ha producido la primera caída de toda la historia en las ventas de smartwatches, los wearables con forma de reloj, y se ha repetido más de una contracción en las distribuciones de tabletas. El patinazo de los smartwatches se repitió en el tercer trimestre del año al bajar desde los 5,6 millones de relojes del Q3 de 2015 a los 2,7 millones de unidades enviadas en el Q3 de 2016. Así lo asegura IDC, aunque hay quien niega una crisis. Las ventas de tabletas, por su parte, descendían en ese mismo periodo por octavo trimestre consecutivo. O, lo que es lo mismo, ha habido caídas en cuestión de tabletas durante veinticuatro meses. A lo largo de dos años ya. Por cierto, las ventas trimestrales de teléfonos iPhone también se han venido abajo en comparación con las cifras equivalentes del año anterior, algo que antes nunca había pasado. Y eso que Apple continúa acaparando casi todos los beneficios por smartphones.

También en el terreno de la movilidad, el fabricante canadiense BlackBerry, que ha pasado por épocas mejores, ha decidido abandonar el diseño de hardware para teléfonos este año. Ahora se centra en el software. Otra empresa norteamericana, la estadounidense Microsoft, se ha desprendido de parte de su negocio de telefonía móvil. Ha vendido sus feature phones a HMD Global y FIH Mobile. De este modo revivía la marca Nokia, si bien asociada al software Android. Aunque, sin duda, una de las grandes protagonistas a efectos de movilidad ha sido Samsung, a quien su smartphone Galaxy Note7 le ha hecho pasar verdaderos malos ratos. Llamado a convertirse en uno de sus terminales estrella, el Galaxy Note7 acabó retirado a las pocas semanas de vida por un problema con la batería que provocaba sobrecalentamientos y riesgo de explosión. El caso no ha sido cerrado completamente. Samsung ha visto afectadas sus finanzas y a finales de año no todos los ejemplares habían sido devueltos por sus dueños.

En seguridad, un caso sonado fue el de la botnet Mirai y el mayor ataque a internet de las cosas del que se tiene constancia. El pasado mes de octubre los servicios web de decenas de empresas de renombre mundial, de PayPal a Pinterest pasando por Reddit, Twitter, Amazon, Spotify, Netflix o GitHub, acabaron tumbados por un fallo en dispositivos conectados que afectó al servicio de la firma de gestión de rendimiento de internet Dyn. Durante el tercer trimestre de 2016 hubo un par de ataques que alcanzaron los 555 Gbps y los 623 Gbps. Otro gran ataque fue el que sufrió Yahoo. O, más bien, los dos que sufrió Yahoo y que se hicieron públicos con poco margen. En septiembre, la empresa que dirige Marissa Mayer confirmaba que en 2014 había recibido un ataque con el resultado de 500 millones de víctimas. En diciembre se descubría un nuevo incidente más grande todavía. Con 1.000 millones de usuarios implicados, los orígenes del segundo ataque se remontan a 2013. Así, aunque tras ua intenso año de rumores Yahoo encontraba comprador, Verizon, no se sabe si lo acabará perdiendo o no. La oferta de adquisición es de 4.830 millones de dólares.

Sin dejar Yahoo a un lado, la compañía ha cerrado en 2016 su oficina en España. Otro referente tecnológico que soñará con mejorar en 2017 su trayectoria es una Twitter en horas bajas. No en vano, se ha quedado sin varios directivos de primera fila, no la compran y se ha cargado Vine. Algo mejor le está yendo a WhatsApp, que ha ido acumulando noticias felices mes a mes como sus primeros 1.000 millones de usuarios, la llegada a Windows y ordenadores Mac, el estreno de las videollamadas o el anuncio del servicio gratis. Eso sí, Facebook, a quien pertenece, se ha visto obligada a dejar de recopilar datos de sus usuarios en Europa. Y en Bruselas consideran que la red social engañó en el proceso de adquisición de WhatsApp.

La multa a Apple, el dron de Amazon, Trump y el Brexit

Los líos legales no se han quedado ahí. Apple ha sido condenada a devolver 13.000 millones de euros más intereses por impuestos impagados a Irlanda, que le había concedido unas ventajas fiscales que la Unión Europea ha acabado calificando de indebidas e ilegales. Echando las malas noticias a un lado, Apple también podría recordar este 2016 por ser el año en el que ha intentado seguir innovando, esta vez con la Touch Bar de sus nuevos Mac que amplía las capacidades de control y se adapta a las distintas aplicaciones que se van utilizando. Las autoridades europeas también han anulado el canon digital español y han introducido nuevas normas sobre protección de datos y seguridad. Asimismo, se ha hablado largo y tendido de Privacy Shield, el pacto sobre la transferencia de datos entre Europa y Estados Unidos que ya ha entrado en vigor, suscrito por diversas compañías y defendido por algunos como garante de la economía digital. Tampoco hay que olvidar que Google terminó ganando a Oracle en el longevo caso sobre Java.

Ni hay que dejar de recordar que una Amazon que durante este 2016 ha pasado a tener tres CEOs (su fundador Jeff Bezos más Jeff Wilke y Andy Jassy, CEO Worldwide Consumer y CEO Amazon Web Services, respectivamente) logró su primer envío comercial gracias a los drones. En esta tarea Amazon no está sola. Otras compañías del sector del comercio y el transporte como MRW buscan enviar paquetes a través de estos vehículos aéreos no tripulados. Por lo demás, 2016 ha dejado algún que otro titular más o menos destacado como el adiós a Cyanogen la compañía que se presentaba como la vía para reimaginar la informática y personalizar dispositivos móviles, que cierra servicios. Los nostálgicos también habrán sentido la despedida de la red social de Tuenti. Desaparecen igualmente como iniciativas individuales LinuxCon, CloudOpen y ContainerCon, pero pervivirán como un único evento bautizado como The Linux Foundation Open Source Summit.

Dos grandes noticias que no son estrictamente tecnológicas, pero que sí tienen efectos en la industria tecnológica son la victoria de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos, que en su campaña se preocupó sobre todo por el problema de la ciberseguridad, y la votación favorable a la salida de Reino Unido de la Unión Europea, esto es, lo que se conoce popularmente como el Brexit. Todavía queda por determinar el impacto de la escisión británica en el sector, desde el futuro de startups y emprendedores al gasto en TI. Gartner cree que este mismo año ese gasto retrocederá un 0,3 % en vez de crecer un 0,2 %.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor