“En España, la formación teórica sigue teniendo más peso”

EmpresasGestión de la seguridadSeguridad

Silvia Ayuso, profesional formada en Estados Unidos, toma el cargo de Responsable de Canal de GFI para España y Portugal “con el objetivo de permanecer un paso por delante” de las amenazas contra la seguridad.

La semana pasada, GFI, empresa especializada en software de seguridad de Red, de contenido y mensajería, anunció la incorporación de Silvia Ayuso como Responsable de Canal de la compañía para España y Portugal. Licenciada en Periodismo y Comunicación por el City College de Nueva York, y graduada en Relaciones Internacionales por el Graduate University Centre de la misma ciudad, llega a GFI tras su paso por compañías como Dell Computer o McAfee. Una periodista con experiencia en cargos de responsabilidad del sector TIC que, desde la claridad que se adquiere por haber trabajado en el extranjero, reconoce “la importante mejora” que ha registrado la industria española en los últimos diez años pero avisa de que España “sigue estando por debajo de la media en cuanto a gasto TIC”.
-¿Cómo ha llegado una periodista a decantarse por el sector tecnológico?

Como periodista, siempre he estado interesada en las tecnologías de la información y la comunicación, ya que nos aportan instrumentos para todo tipo de procesos de datos, además de abrir todo tipo de canales de comunicación posible, almacenar grandes cantidades de información, automatizar tareas, ofrecer una gran interactividad, etc. Este interés me llevó a trabajar en empresas como Dell Computer o McAfee, antes de convertirme en Responsable de Canal para España y Portugal de GFI.
Pero, de todos los elementos que ofrecen las TIC, el más importante es Internet ya que nos abre las puertas a una nueva era, que nos aporta la actual sociedad de la información, en la que podemos acceder a un mundo 3D, con las mismas posibilidades que en el mundo real. Pero su fácil acceso hace que Internet sea apta para diferentes formas de abuso como el hackeo, spam, pornografía, fraude, robo y ataques en la propia red. De ahí la importancia de que empresas como GFI aporten soluciones específicas contra estas amenazas para garantizar la seguridad.

-¿Qué formación considera indispensable para llegar a ocupar un cargo ejecutivo en una empresa TIC?

Desde el punto de vista docente considero que hay que procurar que exista coherencia entre la formación teórica y la formación práctica. En este sentido la formación teórica en España sigue teniendo más peso que la formación práctica, por lo que debemos mejorar nuestro sistema educativo adecuándolo a las necesidades de un sistema productivo cambiante. Se puede decir que estamos en el buen camino ya que hay una clara concienciación de que las políticas de formación de las TIC pueden reducir la brecha digital e impedir que sigan aumentando los marginados tecnológicos. Este tipo de educación es fundamental para que los ciudadanos accedan y usen las tecnologías de la información, por lo que es fundamental el rol que juega el Estado para fomentar el uso de estas tecnologías.
-Debido a su experiencia trabajando fuera de España, ¿qué impresión se tiene de la industria española, en particular de la tecnológica?

Creo que la industria española ha experimentado una importante mejora en los últimos 10 años, lo que ha repercutido en una visión más positiva de nuestra industria en los mercados extranjeros. Pero tenemos que tener en cuenta que España sigue estando por debajo de la media europea en cuanto a gasto TIC, por lo que el mercado español necesita invertir más en este sector para conseguir una mayor competitividad.
-¿Cuáles son los puntos fuertes y los puntos débiles del mercado TIC español respecto al mundial?
Según un informe publicado en 2005 por la Conferencia de Comercio y Desarrollo de las Naciones Unidas (UNCTAD) sobre las inversiones llevadas a cabo a nivel mundial, se destaca que casi la mitad del gasto mundial en I+D lo realizan grandes empresas al margen de los estados. Una clasificación de la misma fuente sitúa a la inversión de I+D de empresas en EEUU por encima de la de España.
En cuanto a la UE, este informe destaca que España invierte la mitad en I+D que nuestros vecinos europeos, con un 0,95 por ciento frente al 1,98 por ciento comunitario, correspondiendo dos terceras partes de la inversión española en I+D a organismos públicos. Esto supone una debilidad importante ya que la inversión en I+D es fundamental para el apoyo de la innovación y el desarrollo de la sociedad de la información.
Aparte de debilidades y fortalezas creo que es importante hablar de retos. Tenemos que mejorar la accesibilidad, priorizar el ámbito educativo, fomentar la incorporación de las empresas a las TIC (en especial las Pymes) y desarrollar servicios en línea y por supuesto generalizar el uso de las TIC en las Administraciones Públicas.
-¿Qué medidas va a tomar desde su puesto de Responsable de Canal de GFI a medio plazo?
GFI está presente en España desde hace tres años, donde comenzó a operar a través del mayorista ADM. En nuestro país, GFI aplica un modelo de comercialización 100% a través de canal, mediante mayoristas y distribuidores, destacando entre sus ventajas de cara a nuestros partners los amplios márgenes y la oferta de productos innovadores y fáciles de utilizar. Dichos productos hoy están disponibles para las empresas españolas a través de una red cualificada de más de 300 distribuidores. Desde mi experiencia en compañías del sector TI, mi objetivo como responsable de canal será el de potenciar la presencia de GFI en España y Portugal, a través de una oferta competitiva, innovadora y fácil de utilizar, y consolidar la estructura de canal con la incorporación de nuevos mayoristas y distribuidores especializados en el ámbito de la seguridad informática.
-¿Qué previsiones maneja GFI acerca de la evolución del mercado de software de seguridad de Red?

Los retos a los que nos enfrentamos hoy serán los mismos dentro de cinco años. Las compañías seguirán amenazadas por spam, virus y malware, las redes seguirán sometidas a ataques DoS y los hackers seguirán desempeñando su actividad de beneficiarse de la mayoría de las vulnerabilidades de los sistemas. Además, los empleados seguirán siendo un motivo de preocupación debido a su acceso a la infomación de la compañía y se seguirán perdiendo o robando dispositivos portátiles.
Se puede decir que las amenazas no cambiarán sino que simplemente evolucionarán hasta reflejar las mejoras en tecnología y las nuevas tendencias en seguridad. El reto para empresas como GFI es el de permanecer un paso por delante de estos cambios para evolucionar con ellos. Este reto supone continuar proporcionando productos de alta calidad para el mercado de las PYMES que satisfagan las necesidades en materia TI de los administradores, ajustándose a los presupuestos de las compañías.
-¿Cómo va a cambiar la industria el desarrollo de Internet en la telefonía móvil?
Todo esto tendrá lugar en un mercado competitivo que se está volviendo más selecto, más crítico y más consciente de los presupuestos. Mientras la gente siga haciendo uso de las tecnologías para comunicarse y las redes sigan siendo necesarias para los negocios, las compañías seguirán requiriendo productos para su seguridad y tranquilidad.

En cuanto a los cambios que va a experimentar la telefonía móvil debido al desarrollo de Internet, me gustaría señalar que desde la perspectiva de la seguridad, Internet sigue suponiendo una amenaza debido a la ingente cantidad de gente que lo utiliza diariamente. De acuerdo con la Internet Society, 1.300 millones de personas tienen acceso a Internet, lo que supone 1.300 millones de oportunidades para que un virus, un hacker o un malware puedan causar algún tipo de daño. Es también un gran mercado para hacer
negocios. Cada vez más compañías usan Internet como una herramienta para realizar negocios y esta tendencia seguirá aumentando en los próximos meses y años. La industria de la seguridad simplemente tendrá que evolucionar con estos desarrollos, como ha hecho durante más de una década.

¿No va a conllevar un aumento de los ataques informáticos la potenciación de los teléfonos móviles?
Hoy en día, los teléfonos móviles son ordenadores propiamente dichos, con capacidad Bluetooth, conectividad USB, por lo que son extensiones del ordenador de sobremesa. Hasta hace poco, lo que describíamos como seguridad perimetral, reflejaba la red física de la compañía. Hoy en día, esa red se ha expandido ya que los empleados trabajan desde casa y transfieren datos desde sus portátiles y PDA. Esto significa que la red de la compañía ya no está restringida a un edificio físico, por lo que los riesgos se incrementan y podemos ejercer menos control sobre lo que ocurre, a no ser que las compañías adecúen las medidas para protegerse.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor