“Entendemos que la fórmula del canon pueda ser imperfecta”

Empresas

David Cierco, Director General para el Desarrollo de la Sociedad de la Información, expone en una entrevista a Silicon News el programa electoral del PSOE en materia de Tecnologías de la Información y la Comunicación.

Internet adquiere con el paso del tiempo un papel más relevante en la vida de los ciudadanos. No obstante, no se observa esta misma tendencia en la cobertura mediática que acompaña a la campaña electoral que finalizará el próximo 9 de marzo con la cita en las urnas.
Es por eso que Silicon News pretende recoger las posturas y propuestas de los partidos políticos de alcance estatal sobre la Sociedad de la Información y las Nuevas Tecnologías. Hace unas semanas ya os trasladamos el parecer del Coordinador General de Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, al respecto. Hoy tenemos con nosotros a David Cierco, Director General para el Desarrollo de la Sociedad de la Información en la reciente legislatura socialista.
Un periodo en el que por primera vez un asunto relacionado con las Nuevas Tecnologías ha copado las primeras planas de los medios de comunicación: el canon digital.
– ¿Cómo valora la gestión que ha llevado a cabo en los últimos cuatro años el Ejecutivo Zapatero en el área de la Sociedad de la Información y las Nuevas Tecnologías?
Desde el comienzo de esta legislatura, el Gobierno ha puesto en marcha políticas claramente orientadas a situar a nuestro país entre los líderes europeos y mundiales en el uso y la producción de las Tecnologías de la Información y la Comunicación. En este sentido, el Plan Avanza ha contribuido a la consolidación de un modelo de crecimiento económico basado en el incremento de la competitividad y la productividad, la promoción de la igualdad social y regional y la mejora del bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos.
Ya somos pioneros en identidad digital, en implantación de la TDT, en cobertura de banda ancha, en administración electrónica y en sanidad y educación en línea. Además, hemos mejorado notablemente nuestra capacidad tecnológica y nuestro sector TIC crece el doble que la media del resto de los sectores de nuestra economía.
¿Cuáles son las principales propuestas del PSOE de cara a las próximas elecciones generales en materia de Nuevas Tecnologías?
A pesar de los éxitos cosechados, no debemos caer en la autocomplacencia, tenemos que seguir trabajando para convertir Internet en un espacio de libertad, modernidad e igualdad de oportunidades; para ello el programa electoral del PSOE propone la creación del Internet Social, eje transformador de la España del Siglo XXI, al servicio de las necesidades de las personas. La ciudadanía, y especialmente aquellos colectivos con necesidades especiales, son uno de los retos de integración digital más destacables de nuestro programa.
Nuestra preocupación por cerrar la brecha digital se concreta en propuestas como el Plan Director Igualdad de Género en la Red y el Programa Avanza 55+, que tienen como objeto incorporar a las mujeres y los mayores de 55 años a los nuevos modelos sociales. En lo que respecta a las pymes, proponemos desarrollar un Plan de uso intensivo e innovador de las TIC en el proceso productivo y ofreceremos los ‘Bonos TIC’ que les permitirán financiar parte del coste del asesoramiento e implantación de las Nuevas Tecnologías.
Por otro lado, crearemos la Carpeta Digital Ciudadana desde la cual los ciudadanos podrán relacionarse con la Administración y acceder a todos sus servicios. Proponemos asimismo medidas para la generación de un entorno dinamizador de la Sociedad de la Información, como favorecer el despliegue de la banda ancha el desarrollo de infraestructuras para telefonía móvil; la creación de puntos de acceso Wi-Fi, el transito a la TDT, la generalización del uso del eDNI, la potenciación del desarrollo de software de código abierto, el fomento de la creación de contenidos digitales que preserven nuestro acervo cultural, acompañado del desarrollo de instrumentos legales necesarios para garantizar la neutralidad de la Red en la distribución y puesta a disposición de los contenidos.


– El reciente apoyo de su partido al canon digital ha sido fuertemente criticado desde algunos sectores, ¿cuál es exactamente la postura del PSOE frente al canon digital?
Entendemos que la fórmula del canon pueda ser en teoría imperfecta, pero creemos que hasta el momento es la más eficaz para dar solución a las necesidades de creadores y usuarios. Como ya he anunciado, estamos dispuestos a cambiar el modelo actual cuando exista una solución alternativa razonable.
Es necesario señalar que en la ‘Europa de los 27’, veintidós Estados han optado por esta fórmula que autoriza la copia privada con ciertos límites y reconoce el derecho de los creadores de contenidos a una compensación. No ocurre esto en Reino Unido, Irlanda, Malta, Chipre y Luxemburgo, básicamente porque en estos países la copia privada no es legal; en esta línea, el Gobierno británico ha anunciado la intención de retirar el acceso a Internet a los usuarios que descarguen archivos ilegalmente.
El primer Estado en implantar este límite fue Alemania, a mediados de los años sesenta, con unos criterios que básicamente son los que luego se han extendido a la inmensa mayoría de los Estados europeos. Según este sistema, las leyes autorizan estas copias privadas, entendiendo como tales las que hacen las personas físicas para su uso privado y sin que estas copias puedan ser usadas colectivamente ni con fines lucrativos.
A cambio de esta autorización legal, las propias normas reconocen una compensación económica a los creadores, que han de pagar los fabricantes, importadores y, en general, quienes comercializan los instrumentos que permiten el copiado. Luego, ciertamente, esta compensación se repercute como un coste más de producción a todos los consumidores finales.
Existe una regulación a nivel comunitario sobre la copia privada, la Directiva 2001/29, que armoniza los derechos de propiedad intelectual en la sociedad de la información. Esta Directiva establece que los Estados Miembros pueden optar por recoger este límite o no en sus legislaciones nacionales. Si optan por recoger este límite, la Directiva obliga a reconocer una compensación en favor de los creadores. Esta compensación, dice la Directiva, debe tener en cuenta, entre otros criterios, el grado de implantación y la eficacia de las medidas técnicas que impiden la realización de copias.
Tan solo cinco Estados han optado por no recoger el límite, es decir, por prohibir en sus territorios la posibilidad de que sus ciudadanos puedan hacerse copias privadas con los márgenes que el resto de Europa establece. Es muy importante insistir en que esta compensación no es en absoluto contradictoria con el desarrollo de la Sociedad de la Información.
La Sociedad de la Información exige dos elementos: unas redes tecnológicas que permitan la circulación y acceso a los contenidos y estos mismos contenidos. Si a quienes producen esos contenidos no les reconocemos sus derechos y retribuimos justamente acabaríamos con esa Sociedad de la Información, que no tendría nada que ofrecer. Por otro lado, es evidente que los países que tienen establecida esta compensación poseen, también, unos altos niveles de desarrollo tecnológico y ahí están ejemplos como los de Finlandia o Alemania.
¿En qué medida se puede consensuar una ley que contente a sociedades de derechos de autor, usuarios y empresas tecnológicas?
Con la entrada en vigor de la ley de Propiedad Intelectual, que regula el canon digital, el gobierno instó a las partes, las asociaciones representantes de la industria de nuevas tecnologías y las sociedades de gestión de los derechos de autor, a llevar a cabo una negociación para e
stablecer los soportes sujetos al canon digital y la cuantía del mismo.

Transcurrido el plazo fijado por el gobierno y dado que ambas partes no consiguieron alcanzar un acuerdo, los Ministerio de Industria y Cultura se vieron obligados a tomar las riendas de dicha negociación para, de esta manera, asegurar su neutralidad, la defensa de los derechos de todos y la consecución de un acuerdo satisfactorio.


Tras varios meses de negociaciones entre ambos ministerios, finalmente, se llegó al esperado acuerdo y dicha propuesta fue enviada a los sectores implicados. Esta propuesta contemplaba de manera equilibrada, los intereses de los creadores, consumidores y de la industria y se ponía así fin a la disputa que entorno a este tema mantenían las partes interesadas.

– ¿Cómo valora las demandas de los profesionales TIC en defensa de la regulación del sector?
Desde el Gobierno hemos optado por las fórmulas que potencian la formación en TIC de los empleados, tanto de las empresas del sector, como del resto del tejido empresarial, porque estamos convencidos de que el uso intensivo de estas tecnologías se ha convertido en nuestros días en un motor indiscutible para impulsar modelos de crecimiento económico basados en el incremento de la productividad y de la competitividad.
En nuestro programa electoral anunciamos nuestra intención de seguir invirtiendo en este tipo de formación especializada, en esta línea proponemos fomentar la formación continua en I+D+i en las empresas con el objetivo de capacitar a nuestro tejido productivo para adaptarse a los cambios tecnológicos, la creación de observatorios para detectar las necesidades de formación continúa en las industrias tradicionales, se promoverán Planes Sectoriales en los que se incluirá los contenidos formativos necesarios.
En definitiva, la formación y la innovación estarán en el centro de la nueva estrategia industrial que proponemos. El nuevo modelo de desarrollo otorga a la industria un papel central como activadora del crecimiento de la productividad. A la larga sólo será posible un crecimiento de la riqueza disponible si se asiste a un intenso desarrollo tecnológico y a una mayor propensión a la innovación, en un entorno formativo adecuado.
– ¿Tiene el PSOE previsto, en caso de ganar los próximos comicios, llevar a cabo una legislación más eficaz en materia de protección de datos en Internet?
En nuestro programa electoral hemos recogido una medida que atiende esta demanda en un sentido más amplio, proponemos el desarrollo de un marco normativo de protección a los usuarios en la Red y la creación de la figura del Defensor del Internauta, que velará por el cumplimiento de las buenas prácticas en Internet y sobre todo la protección de los menores, asunto este que nos parece de vital importancia.
Está medida se sumará a otras que ya hemos anunciado como la Creación de la Oficina de Seguridad del Internauta, concebida como un servicio para proporcionar a los ciudadanos que navegan por la red la confianza necesaria para sortear los posibles incidentes de seguridad por los que se puedan ver afectados.
– ¿En qué grado cambiará Internet de aquí a diez años las campañas electorales?
El papel de Internet será cada vez más preponderante, por ello estamos creando modelos de comunicación adaptados a la Red permitiéndonos potenciar las peculiaridades de Internet para llegar a colectivos de ciudadanos muy concretos y con necesidades específicas. El llamado Marketing Viral nos permitirá usar el efecto de red social creado por Internet y los modernos servicios de telefonía móvil para llegar a una gran cantidad de personas rápidamente.
Soy incluso más optimista con el papel que jugará Internet dentro de diez años, ya que creo que cambiará la forma de participación de los ciudadanos en la política, adquiriendo cada vez más relevancia la e-Democracia. Para llegar a este escenario es necesario desarrollar experiencias como la que proponemos en nuestro programa electoral, donde proponemos la creación de un fondo económico para que los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes se puedan dotar de alternativas tecnológicas actuales de e-Democracia.
En la campaña actual, los blogs están jugando un papel destacado en la difusión de los mensajes electorales, como el de José Blanco; la Web PSOETV; el canal de Facebook, y una cuenta en Flickr, donde se recopilan fotografías oficiales de la campaña.
– ¿Cuál es su relación con las nuevas tecnologías? ¿Qué uso hace de Internet en su día a día?
Me considero un usuario más de las nuevas tecnologías. Al igual que para el resto de los españoles, la telefonía móvil e Internet se han convertido en un medio de comunicación y relación tanto en la vida personal como en la profesional.
Como en la mayoría de las empresas españolas, en el Gobierno utilizamos las nuevas tecnologías para comunicarnos, para llevar a cabo eficientemente nuestra labor de toma de decisiones y coordinación entre los ministerios, para informar en tiempo y forma a la ciudadanía, etc.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor