Foursquare, el lugar en el que todos quieren estar

Empresas

La aplicación con localización para móvil acumula usuarios y posibles compradores: El juego y las posibilidades de monetización gracias a negocios locales son las claves de su éxito.

Hace poco más de un año que nació Foursquare y tan solo unos meses desde que empezó a permitir las actualizaciones desde cualquier lugar del mundo.
En ese tiempo, la aplicación de Dennis Crowley se ha convertido en la niña bonita de Internet: cuenta con más de un millón de usuarios y suma 15.000 nuevos cada día, los grandes de la red como Yahoo! o Microsoft han mostrado interés en su compra y, por si todo esto fuera poco, la aplicación parece haber introducido al mercado publicitario local en el mundo 2.0.

La primera causa del boom de Foursquare debe buscarse entre sus usuarios, que han ido creciendo de forma exponencial desde que la aplicación se lanzó a la conquista del mundo el pasado mes de enero. Pero, ¿qué tiene Foursquare que no ofrezcan otras aplicaciones móvil con localización como Brightkite o Google Latitude? Dos factores parecen ser clave: el juego y la posibilidad de localizar a los amigos (olvidando a los desconocidos).

David, un usuario de Santiago de Compostela, explica que lo que más le interesa es “el aspecto social”, especialmente con gente que ya conoce “en persona”. David  empezó a utilizar Foursquare hace un par de meses cuando en una quedada con otros usuarios de Twitter vio cómo todos hablaban de “robarse alcaldías”, así que se bajó la aplicación y ahora tiene unos veinte contactos en la red social.

El aspecto lúdico y competitivo es el que destaca también Juan, un usuario de Santander que, aunque de momento tiene tan solo cinco contactos, asegura conocer a “algunos que no tardarán en caer”. Él utiliza Foursquare para “ir abriendo camino” en locales de la capital cántabra, pero también para “picar” a los amigos que lo usan. Cree sobre todo en el potencial de la aplicación: “Si un día sin llamar por teléfono puedo saber dónde encontrar a mis amigos por la noche solo por sus check-ins será una maravilla”.

Los usuarios de Foursquare en España son de momento early-adopters, gente que se mueve habitualmente en círculos donde las nuevas tecnologías están a la orden del día y que quiere sacarle a su smartphone todo el partido posible. No obstante, el aspecto social de la aplicación, sumado al competitivo (que provoca una leve “adicción” que lleva al usuario a implicarse más y más), prometen convertir la aplicación en algo mucho más mayoritario.

Las novias de Foursquare

El éxito de la Foursquare entre los usuarios no tardó en despertar el interés de algunos grandes de Internet como Yahoo!, Facebook o Microsoft, de los que se rumoreó que podrían acabar haciéndose con la aplicación.


La novia sobre la que saltaron más rumores fue Yahoo!, de quien se llegó a decir que estarían dispuestos a pagar 100 millones de dólares por la red social. Finalmente, la compañía de Carol Bartz abandonó a Foursquare por Koprol, su equivalente indonesia: una forma más barata de adquirir el servicio que tanto les interesa.

Dennis Crowley, CEO de Foursquare, no aporta respuestas claras sobre si tiene pensado vender su empresa o no, pasando de expresar su preocupación por el mantenimiento de la compañía con sus 20 empleados a insinuar que no descarta seguir siendo independientes, ya que ha encontrado una forma fácil de conseguir ingresos a través de la publicidad, según afirmó en una entrevista para Business Insider.

Una vía de financiación inexplorada

Si tanto las novias que le han salido a Foursquare como su propio CEO Dennis Crowley muestran tanto interés por la aplicación, es porque todos ellos han visto la potencialidad de un modelo de negocio muy poco explotado: la publicidad en móviles de negocios locales. Foursquare ya ha llegado a acuerdos con compañías como Starbucks, que tiene ofertas especiales en sus establecimientos para el “alcalde” del local.

Pero, ¿y las empresas pequeñas? ¿cómo podrían sacarle partido a la aplicación y aportar ingresos a Foursquare? Hay dos vías que los negocios podrían encontrar útiles.

La primera es la publicidad
: el negocio podría poner un anuncio en Foursquare, de forma que su local apareciese destacado cuando un usuario se encuentra en sus proximidades. La segunda, la posibilidad de introducir una suscripción premium para los propietarios de los locales que les permitiese acceder a datos generales de sus clientes y hacerse una idea del perfil general. Según el propio Crowley, “una especie de Google Analytics para negocios locales”.

Todo dependerá de la evolución futura de la aplicación. Si los usuarios siguen creciendo y no se cansan del juego, si las políticas de privacidad no se interponen en su camino, y si redes como Facebook o Twitter no lanzan aplicaciones similares que puedan competir con Foursquare, el futuro de la compañía promete ser largo y feliz.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor