Foxconn contrata a una importante agencia de RRPP para limpiar su imagen

Empresas

Burson-Masteller es una compañía especializada en el tratamiento de grandes desastres de relaciones públicas.

La polémica vuelve a salpicar a Foxconn. No es nada nuevo, la compañía china ha estado en el punto de mira por las supuestas condiciones insalubres de sus empleados. La presión creció y se extendió a su principal cliente, Apple, con un reportaje que publicó The New York Times.

En él se insinuaba que en Cupertino se miraba sólo a la producción y al beneficio, pasando por alto las condiciones laborales de los empleados. Tim Cook no tardó en desmentir tal información y tomó el compromiso de llevar a cabo auditorías.

Cuando parecía que las aguas volvían a su cauce, un informe de SACOM, una ONG que se ocupa de las malas prácticas corporativas, apuntaba a que Foxconn utiliza la mano de obra infantil y que la ocultó en la visita de los inspectores.

Foxconn niega rotundamente tal afirmación y ha tomado cartas en el asunto. Ha contratado los servicios de Burson-Masteller, gigante dedicado a las relaciones públicas especializada en el tratamiento de temas espinosos, según recoge en exclusiva TechEye.

La compañía ha lidiado ya con temas como las intoxicaciones de Tylenol, el desastre de Bhopal. También representó al grupo militar privado Blackwater, acusado de asesinatos a civiles en Iraq, recoge Corporate Watch.

Está por ver la dirección que tomará la reputación de Foxconn con este movimiento. Burson-Masteller, con sede en Nueva York tiene una ardua labor por delante: limpiar la maltrecha imagen de la compañía que ya ha empezado a salpicar al gigante Apple.

También la de lidiar y responder ante el mundo por declaraciones como la de su poderoso magnate y CEO, Terry Gou, que afirmaba que “las personas hambrientas tienen unas mentes especialmente claras”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor