Foxconn, la empresa china que fabrica los iPhone, quiere ser también un banco

Empresas

Es más conocida por ensamblar los iPhone pero tantos beneficios como debe reportarle esa actividad deben dar para mucho. Tanto como para crear su propio banco, o al menos ofrecer servicios financieros para suministradores de componentes.

La empresa Foxconn ha conseguido reunir a lo largo del pasado año un conglomerado de media docena de servicios financieros especializados en préstamos e hipotecas para empresas tecnológicas, con las que ofrecer esos servicios de forma especializada a la pujante industria manufacturera del sector tecnológico chino.

Más de un centenar de proveedores se han beneficiado de estos servicios, totalizando una cantidad cercana a los 160 millones de dólares en préstamos. Mucho dinero pero aun así un pequeño pellizco para el tamaño total de Foxconn, que el pasado año obtuvo más de 83.000 millones de ingresos.

La estrategia de esta empresa china de crear su propio banco parece un movimiento inteligente teniendo en cuenta el amplio margen que dejan las operaciones financieras y, por contra, el escaso margen que Foxconn percibe por la fabricación de un iPhone, en torno a un 1 %.

Accedería de esta forma a un selecto pero nada infrecuente grupo de grandes empresas tecnológicas que dedican una parte de sus esfuerzos a los préstamos. Amazon, Square o PayPal hace tiempo que lo hacen, al igual que en China los gigantes Alibaba, Baidu o Tencent disponen de sus propias financieras.

vINQulo

The Wall Street Journal

 

 

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor