Foxconn no suelta prenda sobre su posible futuro post-Apple

ComponentesWorkspace
0 0 No hay comentarios

La empresa de Taiwan que ensambla una importante proporción de dispositivos para Apple ya comienza a ver en perspectiva un futuro en el que su dependencia de la manzana mordida se reduzca, aunque dan pocas pistas al respecto tras haber conseguido establecer un imperio tecnológico de 46.000 millones de dólares gracias sobre todo al iPhone.

Tras el importante incremento de ventas del iPhone en 2012 los analistas coinciden en que a pesar de que no cede terreno con facilidad en los próximos tiempos se vivirá una ralentización en la comercialización de los smartphones de Apple, razón por la que en Foxconn quieren ser previsores y comenzar a preparar su futuro para una época inminente en que la manzana mordida no les reportará tan pingües estipendios. Sin contar con que aquello de no poner todos los huevos (o todas las manzanas) en la misma cesta siempre fue un buen consejo a tener en consideración, y en el caso de Foxconn son muchas las manzanas que han llenado (y continúan llenando) sus cestas.

Los propios inversores serán los más interesados a medio plazo en colocar sus activos en empresas que apuesten por la diversificación fijándose en sectores como la fabricación de robots, de automóviles eléctricos, por no hablar de que surgirán atractivos mercados emergentes como Brasil, India e Indonesia que alejen en parte el foco de China o Taiwán. Son suficientes razones para que en Foxconn comiencen a prepararse para, por recurrir a un clásico chiste, no quedarse colgados de la brocha si alguien se lleva la escalera mientras pintan el techo.

Terry Gou, fundador y presidente de la empresa prefiere por el momento no desvelar a los accionistas e inversores los planes que para al menos los próximos dos años tiene Foxconn entre sus objetivos para no perder el paso. Hablamos de un respetado hombre de negocios con una trayectoria como exitoso contratista, de hecho el mayor contratista del mundo desde hace 40 años en el negocio del montaje de dispositivos electrónicos. Actualmente posee el 12,5 % de Foxconn, empresa en la que también cuentan con importantes participaciones fondos soberanos de Abu Dhabi, Arabia Saudí, Noruega, Singapur… estando hasta un 40 % del accionariado de la empresa en manos de inversores minoristas con una proporción de extranjeros de 220 a 1.

La única sombra de incertidumbre tiene que ver con el posible proceso de sucesión de Gou (que actualmente tiene 64 años), algo que aún no se habría abordado en el seno de la cúpula de la empresa. Al mismo tiempo la pretendida diversificación que debería abordar Foxconn no debería tardar en comenzar a iniciarse dado que no se trata de un proceso sencillo ni que dé sus frutos a corto plazo.

En ese sentido aún no se ha concretado una inversión de 1.000 millones de dólares que tendría su destino en Indonesia, con vistas a la expansión en dicho país de la actividad de Foxconn, mientras que los planes para iniciar la implantación en Brasil o India aún no han comenzado a tomar forma.

vINQulo

Business Insider

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor