France Telecom podría tener que pagar una multa de 60 millones de euros

Empresas

Al operador histórico francés se le acumulan los problemas. Ahora se enfrenta
a una demanda por uso abusivo del ADSL, algo que Liberty Surf y Club Internet ya
denunciaron en su momento.

France Telecom pagará por
el uso abusivo del ADSL que ha llevado a cabo aunque se encuentra negociando una
transacción con el Consejo de la competencia para reducir su deuda, cifrada
actualmente en 60 millones de euros.

El operador va a utilizar por vez primera un procedimiento de transacción con
el Consejo, para lo que la empresa demandada no debe ?discutir la realidad de
las quejas que le han sido notificadas y comprometerse a modificar sus
comportamientos en el futuro?, y a cambio, ?el importe máximo de la sanción
incurrida se reduce a la mitad? según indica la ley.

La compañía de telecomunicaciones francesa ya pagó al primer demandante,
Liberty Surf,
para que retirara la denuncia fechada a principios de 2002, pero el gendarme
hizo caso omiso y al juzgar que los hechos eran suficientemente graves, decidió
seguir con el procedimiento a la vez que añadía otro más iniciado a finales de
2001 por Club Internet, quien también
había retirado su denuncia después de una transacción con France Télécom.

En la época en la que fueron puestas las quejas, el operador poseía (con la
marca Wanadoo que luego se ha
convertido en Orange) el 90 por ciento del
mercado del ADSL. Según el Consejo: ?no se puede obviar que Wanadoo ocupara una
posición ampliamente dominante?, recoge
Les Echos.

La entidad fue acusada de utilizar informaciones privilegiadas para
recuperar clientes que se habían marchado a la competencia, por lo que los
jueces no excluyen que se haya abusado de la posición dominante.

Otra acusación a la que se enfrenta es que habría favorecido técnica y
comercialmente a Wanadoo en relación a otros proveedores de acceso a Internet.
Como defensa, la compañía afirma que sólo aplicaba las tarifas fijadas por el
gendarme de telecomunicaciones.

Pero mientras tanto, el operador fue condenado por Bruselas por haber
utilizado precios inferiores en los costes desde marzo 2001 a octubre de 2002,
por lo que el Consejo de la competencia no pudo condenarlo por segunda vez por
las mismas faltas, y se ha visto obligado ha abandonar esta cuestión.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor