France-Télécom quiere limpiar su imagen

Empresas

La compañía presenta un plan social para mejorar la calidad de vida de sus empleados.

La sombra de los suicidios vuelve a cernirse sobre France-Télécom a la vuelta de las vacaciones. Cinco trabajadores se han quitado la vida en las últimas dos semanas, elevando a 23 el número total de suicidios este año en la compañía. La empresa francesa se muestra dispuesta a atajar este mal de raíz, y para ello presentó en julio el plan “conquistas 2015”, dirigido a sus 100.000 empleados en Francia. Ahora Stéphane Richard, director general de la compañía, ha decidido incluir “un nuevo contrato social”. Las quejas de los trabajadores acerca de las condiciones laborales son incesantes y la empresa ha decidido limpiar su reputación.

Fruto del diálogo social entre trabajadores y de las negociaciones con sindicatos, este nuevo “contrato social” se ha dirigido ha lavar la imagen de France-Télécom intentando que el trabajo en la empresa sea agradable a sus empleados gracias a un nuevo enfoque de los recursos humanos, un nuevo estilo de dirección y la puesta en común de valores. Los cambios se dejarán notar en la contratación, las carreras profesionales, la organización y condiciones de trabajo, así como en la remuneración.

Los principales puntos de este nuevo acuerdo destinado a convertir a France-Télécom en un lugar de trabajo de referencia en el país galo se centran principalmente en establecer una política de trabajo motivadora, que valore y que retribuya adecuadamente el trabajo de cada empleado. Para garantizar la implementación de este proyecto, se exigirá la implicación de los dirigentes, buscando una “mejor calidad de vida” en el lugar de trabajo. El departamento de recursos humanos, por su parte, se situará más próximo al día a día del empleado, buscando un contacto más estrecho con él. El clima social de la empresa confirmará si las buenas intenciones han conseguido ser una realidad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor