Francia suprime el canon digital para empresas y profesionales

Empresas

Las compañías deberán demostrar en el momento de la compra que los dispositivos se destinarán al tratamiento de contenidos y materiales propios.

Fue en octubre de 2010 cuando el Tribunal de Justicia de la Unión Europea declaró ilegal el cobro a las empresas de un impuesto destinado a gravar las copias privadas. Ahora, el Consejo de Estado de Francia ha dado por válida aquella resolución del tribunal y ha decidido suprimir el pago del canon por copia privada a empresas y profesionales.

Eso sí, las compañías deberán probar en el momento de la compra que los soportes de almacenamiento o copia están destinados al tratamiento de datos y materiales propios.

La decisión, que comenzará a aplicarse en los próximos seis meses, no tiene carácter retroactivo, por lo que las empresas no podrán solicitar compensaciones por las cantidades pagadas anteriormente.

Las consecuencias de esta decisión todavía no están claras, pero es posible que, una vez eliminado el pago del canon por parte de las empresas, las autoridades revisen al alza el tipo de gravamen para cada dispositivo en la compra por parte de particulares, equilibrando así la compensación por copia privada para los artistas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor