Francia inicia el debate en la Asamblea sobre la ley antiP2P

Empresas

La llamada Ley Hadopi o Création et Internet no está siendo nada bien acogida por los ciudadanos, que además se preguntan cuánto podrá costar aplicarla.

Lleva meses generando polémica y todo indica que continuará haciéndolo: la ley Hadopi, o Création et Internet,  es la propuesta de la Administración Sarkozy para frenar la piratería en red y aumentar el respeto a los derechos de autor.
Por el momento, no ha convencido a los usuarios, que continúan viendo en ella un ataque contra sus derechos y sobre todo contra su privacidad, como tampoco convenció al Senado galo, que contestó duramente la medida.
La normativa se discute en la Asamblea nacional, donde cada partido enseña sus argumentos a favor o en contra. El debate se ha iniciado, como publican en directo en Silicon News Francia, con la intervención de la ministra de Cultura y Comunicación, Christine Albanel, como principal defensora.
“Durante años nos hemos preguntado si la piratería de masas amanezaba realmente la renovación de la creación y a todos los segmentos de las industrias culturales”, inició Albanel su defensa. “Hoy ya no estamos en el estado de la inquietud, sino en el de la constatación. Y la constatación es demoledora: es un verdadero desastre, económico y cultural, al que asistimos”.
Sus palabras se vieron reforzadas por las cifras ofrecidas por el diputado ponente del proyecto, y miembro de UMP, el partido conservador del presidente Nicolas Sarkozy, que destacó como cada año se pierden 1.000 millones de títulos musicales al ser descargados ilegalmente y la venta diaria de 450.000 entradas de cine.
Los partidos de la oposición ya se han mostrado en contra. Los socialistas, como recoge Silicon News Francia, denuncian que esta ley “no dará un euro de más a la creación artística”. Las asociaciones de internautas y consumidores también se han mostrado contrarias desde un primer momento a la ley y a las implicaciones que tendrá su aplicación dentro del respecto de los derechos de la ciudadanía.  De hecho, se  ha llegado incluso a hablar de una huelga cibernética.
Además, la ley podría abrir nuevos campos de batalla más allá de la piratería. Algunos especialistas han descubierto como algunas de las entradas de la normativa podrían implicar un retroceso, dadas las características de los requerimientos, de la difusión del software libre.
Coste ley
Otro de los campos de batalla de la aplicación de la medida es su coste. Si en verano se hablaba de 6 millones de euros de coste para el Estado, las cifras totales podrían dispararse.
Una estimación de la prensa francesa situaba el gasto al que las operadoras de telecomunicaciones por afrontar la respuesta graduada en 70 millones de euros en los próximos tres años, información que la ministra Albanel pronto desmintió llevándolo hasta los 20 millones.
Estos números dan un balance final millonario. 6 millones en un año para el Gobierno hacen un total de 18 en tres años. 48 millones sería el gasto total según las previsiones más optimismas, 88 el más sangrante.
Características Hadopi
La ley francesa no preocupa únicamente a los ciudadanos galos. Varios países se han mostrado ya tentados por la medida, por lo que la preocupación se ha convertido en global.
Francia propone, y según se desarrollan los acontecimientos hará, introducir un sistema de tres avisos en la navegación. Cuando un internauta desarrolle un comportamiento ilegal en la red recibirá una serie de comunicaciones emplazándolo a no repetirlo. La reiteración en el hábito implicará un corte de suministro y la entrada en una especie de lista negra que impedirá que otra proveedora de internet le ofrezca el servicio.
Por el momento, en España,  ninguna propuesta en este sentido ha conseguido un seguimiento tan masivo como la iniciativa de la Administración Sarkozy y, sobre todo, no se ha alzado con un apoyo gubernamental claro.
De hecho, las operadoras españolas han apuntado a El País que el coste de una medida así en España sería muy elevado. 100 millones de euros al año es el balance que hacen las compañías.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor