Francia se niega a la creación de un “super-regulador” para el sector de las telecomunicaciones en Europa

Empresas

La idea de la comisaria de telecomunicaciones europea, Vivianne Reding, de crear un super-regulador para este mercado ha sido criticada duramente por la ARCEP, la principal autoridad francesa para la regulación de las telecomunicaciones.

Paul Champsaur, director de la ARCEP, criticó ayer el plan de crear una Autoridad para el Mercado de las Telecomunicaciones, porque dice que lo que busca es una mayor regulación del sector y la creación en realidad de un “super-regulador”.

Reding defendió el pasado mes de noviembre la creación de esta figura con el ánimo de facilitar la ordenación de las licencias europeas sobre frecuencias, una ordenación que ha tenido gran éxito con el GSM. Pero muchas entidades, como el Ofcom de Inglaterra, creen que lo que pasó con las licencias para GSM fue pura suerte y que normalmente los reguladores son pésimos para predecir las tendencias del mercado. Las operadoras prefieren que les dejen tomar decisiones por sí mismas.

Si se centraliza el control del mercado, las autoridades de regulación locales perderían su razón de ser, además de (y esto es más importante) dejar que fuera el genio de la UE quien regulase la repartición de las frecuencias.

Por el momento, ARCEP ha abierto una página web donde la gente interesada puede escribir una frecuencia y ver para qué está siendo utilizada (en Francia, al menos).

vINQulos
The Register

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor