¿Fraude en la compra de GVT?

OperadoresRedes

Vivendi podría tener que pagar una multa de 1.800 millones de euros, el 50% del valor de la adquisición, para expiar pecados.

El primer gran dolor de cabeza de Telefónica en Brasil fue GVT, una operadora de telecomunicaciones en el país que la española intentó comprar y en la que Vivendi puso los ojos. Contra todo pronóstico, fue la francesa quien se llevó el gato al agua.

Aunque en la compra podría haber tongo, o al menos algunas irregularidades. Según la Comisión de Valores Mobiliarios (CMV), la CMT brasileña, Vivendi podría haberse hecho con opciones sobre acciones de GVT sin comunicarlo, tal y como publica la prensa del país y recoge EP.

Los principales perjudicados habrían sido los accionistas de la compañía y… Telefónica, que pujaba también por hacerse con GVT y que no sabía nada de la operación.

El proceso estaría todavía en un proceso inicial, ya que la reguladora de mercado de telecomunicaciones Anatel, no ha recibido aún comunicación del proceso, según recoge Valor Económico.

El fraude le saldría a Vivendi bastante caro, ya que sería el 50% del valor de la transacción, 4.100 millones de reales brasileños, 1.846 millones de euros.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor