Fuego contra Hungría: Deutsche Telekom acusa a su ley de taxas de hacerle perder 100 millones de euros

Empresas

La nueva normativa de impuestos húngara perjudica las inversiones extranjeras, según denuncian las compañías firmantes de una carta de protesta dirigida a la Comisión Europea.

Hungría acaba de asumir la presidencia de turno de la Unión Europea y se convierte además en la protagonista de una serie de protestas que empañan su llegada a la cabeza de la UE.

El país centroeuropeo está siendo duramente criticado por la que ha sido bautizada como ‘ley mordaza’ contra la prensa y es también el objeto de las críticas de algunas empresas top mundiales por el impacto que tienen en sus cuentas de beneficios sus leyes de impuestos.

Trece compañías han enviado una carta conjunta a la Comisión Europea para que investigue las políticas de impuestos húngaras y si atentan contra los derechos de libre mercado de las mismas. Según las denunciantes, las leyes húngaras gravan la presencia en el país de inversores extranjeros. Las firmantes son compañías de todos los sectores y de todos los países de la UE, con especial presencia de las firmas alemanas. Los afectados por la nueva norma húngara son los sectores de la energía, las telecomunicaciones y el retail.

La presencia TIC llega vía Deutsche Telekom, una de las denunciantes. De hecho, según la propia compañía indica en la carta, que ha sido hecha pública remitiéndola a un diario alemán, que las normas húngaras llevarán a su filial en el país a perder 100 millones de euros al cierre del año fiscal 2010.

La Comisión Europea ha recogido el guante lanzado por las compañías y ha reconocido que desde octubre – cuando se aprobó la norma -investiga los hechos, tal y como recoge Reuters.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor