Un tercio de la fuerza laboral en países desarrollados se compone de trabajadores móviles

Gestión EmpresarialTrabajo

Dentro de tres años, la proporción debería pasar de 1 de cada 3 empleados a prácticamente 1 de cada 2.

Las grandes compañías sufren una brecha de productividad y a las startups les faltan conocimientos en seguridad.

Así lo desvela el informe “Big & Small: How to do Bigger Things in Business” encargado por Samsung Electronics a CCS Insight. En él se señala que las empresas de mayor tamaño son estos momentos menos productivas de lo que demostraban ser hace un década. Y eso que muchas trabajan con startups para ganar en innovación.

Los responsables del estudio destacan que “el estancamiento existente en productividad pone de manifiesto una falta de comprensión sobre cómo beneficiarse de la mentalidad startup. Phil Lander, director de B2B en Samsung Europa, comenta que el éxito para grandes y pequeñas organizaciones “depende de la capacidad que tengan para colaborar entre ellas”. Nick McQuire, vicepresidente de investigación empresarial en CCS Insight, también señala que el triunfo “futuro de ambos tipos de organizaciones estará ligado a su capacidad para comprenderse mutuamente, tender puentes y trabajar conjuntamente”.

En este sentido, “la verdadera colaboración debe ir más allá de la firma de un acuerdo”, dice Lander. “La tecnología puede formar parte de la solución, al permitir que las grandes empresas colaboren con las startups de forma satisfactoria y segura, aunque los datos de este informe indican que las grandes organizaciones van todavía por detrás en términos tanto de innovación como de productividad”.

A día de hoy las empresas de gran tamaño se ven perjudicadas por procesos ya establecidos y tecnologías que se han quedado obsoletas, además de los presupuestos TI, por ejemplo. Un tercio de quienes toman decisiones en esta clase de compañías considera que la provisión de TI no se adapta a sus necesidades, que es el doble que en las empresas de tamaño más reducido, que demuestran ser más innovadoras, ágiles y conectadas gracias a la tecnología personal de los usuarios.

Eso sí, de esta agilidad también se derivan problemas. Ni siquiera 3 de cada 10 startups dice tener la seguridad de los datos en su top 3 de preocupaciones. Además, menos de una quinta parte de quienes trabajan para empresas pequeñas recibe formación en temas de seguridad.

“Existen algunos atributos compartidos para el éxito” en las distintas empresas, “como la necesidad imperativa de priorizar las funciones de los dispositivos que permitan a los empleados ser más productivos cuando estén en movimiento”, observa Nick McQuire. “Las grandes organizaciones deben mostrar una mayor permisividad en lo que se refiere a dispositivos personales, así como a nuevas tecnologías. Por su parte las startups deben priorizar la seguridad en sus estrategias móviles”.

Se calcula que una tercera parte de los trabajadores que se desempeñan profesionalmente en países desarrollados son trabajadores móviles. En 2020 esta proporción debería subir al 48 %, o al 70 % en el caso de las pequeñas empresas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor