Fujitsu acerca lo último en virtualización a la pyme

CloudDatacenterServidoresVirtualización

La arquitectura Vshape de Fujitsu, basada en virtualización, permite poner en marcha –y en apenas 3 días- desde un servidor unitario a un verdadero datacenter adaptado a las necesidades de la pequeña y mediana empresa.

El mercado de infraestuctura de TI para centros de datos está creciendo en gran medida gracias a los sistemas integrados. Prácticamente todos los fabricantes se están volcando en proporcionar soluciones que combinan hardware y software previamente testado y puesto a punto para facilitar las cosas a los clientes durante los procesos de despliegue.

Sin embargo, parece que están dejando un hueco sin cubrir dentro del segmento de la pequeña y mediana empresa, ya que sus objetivos principales son llegar a grandes cuentas.

Es ahí donde se dirige la nueva oferta de Fujitsu, Vhsape. Forma parte del portfolio de soluciones IT infraestructure Solutions de la multinacional aunque, tal y como explicaba en rueda de prensa Sergio Reiter, Product Manager de PRIMERGY de Fujitsu, “no se trata de un bundle para la pyme, sino de una arquitectura de referencia”.

fujitsu vshape virtualizacionLa adquisición de hardware de forma independiente (servidores, por ejemplo), ya no es una opción atractiva para cualquier tipo de organización. “El hágalo usted mismo no garantiza el retorno de la inversión”, proponía Reiter. Al contrario, las empresas sacarán el máximo partido de su inversión en muy poco tiempo: “el tiempo de implementación de cualquiera de las modalidades Vshape es de tan solo 3 días. A partir de ese momento los sistemas pueden entrar en producción. “Lo hemos conseguido gracias a la puestas a punto en los laboratorios de Fujitsu mediante diversas pruebas para dejarlo todo listo”, apuntaba el responsable de la compañía.

Por un lado, el cliente seleccionará la arquitectura que más se adapte a sus necesidades de almacenamiento. Por otro, tendrá la opción de elegir el sistema de virtualización adecuado: VMware vSphere o Microsoft Hyper-V.

Una de las principales características, según Reiter, es que cualquiera de las soluciones es altamente escalable, de tal forma que se podrá ir aumentando en capacidad y prestaciones en función del crecimiento de cada cliente.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor