Fujitsu incorpora nuevos servidores basados en Intel Xeon E5-2400 v2

CloudServidores

La multinacional nipona apuesta por aumentar su porfolio de servidores basados en arquitectura x86 y cubrir prácticamente cualquier necesidad de proceso, almacenamiento y conectividad de red.

El mercado de servidores x86 sigue siendo estratégico para Fujitsu. La compañía ha decidido aumentar su familia con tres nuevos modelos PRIMERGY aprovechando la llegada al mercado de los procesadores Intel Xeon E5-2400 v2, con nombre en clave ‘Ivy Bridge‘ y construidos en tecnología de 22 nanómetros. Estos chips son compatibles con los sockets de la generación anterior, por lo que también es posible cambiar los chips sin necesidad de adquirir nuevos equipos.

Uno de los servidores presentados por Fujitsu, el modelo PRIMERGY BX920 S4
Uno de los servidores presentados por Fujitsu, el modelo PRIMERGY BX920 S4

No obstante, Sergio Reiter, product Manager de la división de servidores PRIMERGY de Fujitsu, explica que las nuevas máquinas incorporan características adicionales que pretenden cubrir huecos dentro de la ya extensa familia x86 que comercializa el fabricante.

Se trata de los modelos Fujitsu PRIMERGY RX2520 M1 (rack), PRIMERGY TX2540 M1 (torre) y PRIMERGY BX920 S4 (blade). Los dos primeros son completamente nuevos, tanto a nivel de chasis como de diseño. El RX2520 M1 está diseñado para poder albergar más discos hasta dotar al sistema de 48 TBytes de capacidad en el formato 12×3,5 pulgadas. Se trata de una opción interesante para aportar el máximo de capacidad en el mínimo espacio.

Por su parte, la torre TX2540 M1 llega para cubrir un segmento en el que los clientes se veían obligados hasta ahora a pasar a una configuración más completa y, como consecuencia de ello, a pagar más por ello aunque no llegaran a aprovechar al 100% la potencia del servidor. Asimismo se reduce el ruido tradicional provocado por los ventiladores, un detalle a tener en cuenta por compañías de tamaño medio que necesitan tener el servidor cerca de los puestos de trabajo.

Por último, la configuración PRIMERGY BX920 S3 sigue aportando una placa base de doble socket pero con un diseño evolucionado que permite albergar más memoria y mejorar la convergencia de red. Reiter indica que es posible añadir hasta 768 GBytes de memoria y conectividad Mezzanine para un mayor rendimiento en las conexiones con el exterior.

Al ser preguntado por Silicon Week, Reiter nos explica que el siguiente segmento que pretende reestructurar Fujitsu es el de gama alta, aunque este hecho ya se producirá aprovechando la llegada al mercado de los nuevos chips para servidores Intel ‘Haswell’, los v3, prevista a partir del verano.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor