El CEO de Fujitsu no está enfermo… está despedido

Empresas

La firma japonesa admitió que la salud no fue el principal motivo del alejamiento de Kuniaki Nozoe.

Escándalo en la principal empresa japonesa de servicios TI. Fujitsu reconoció que los problemas de salud de Kuniaki Nozoe no fueron el principal motivo de su alejamiento de la presidencia de la compañía.

El verdadero motivo de la partida de Nozoe fue su vínculo con una firma de “reputación desfavorable”, según reconoce ahora Fujitsu. Dicha expresión sería un eufemismo para referirse a la mafia, de acuerdo a las interpretaciones de los analistas.

La extraña aclaración de Fujitsu (que, en el pasado mes de septiembre, había atribuido el alejamiento del directivo a motivos de salud) llega tras un intento de Nozoe de anular su renunciar para “salvar su honor”, explicó su abogado, ante los rumores que lo vinculan al crimen organizado.

“Las imputaciones de vínculos con fuerzas antisociales no son ciertas y el Sr. Nozoe ahora quiere restaurar su honor”, destacó su representante legal, Kei Hata, en declaraciones recogidas por The Wall Street Journal.

Cabe destacar que Fujitsu señaló que Nozoe no ha realizado nada ilegal, sino que se le solicitó su renuncia ya que la reputación de una compañía a la que se encuentra asociado es un “riesgo potencial” para la firma.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor