Galaxy Gear se convierte por fin en realidad

MovilidadWorkspace

El smartwatch de Samsung comenzará a venderse el 25 de septiembre y defiende el concepto de “libertad inteligente”, esto es, dejar de consultar constantemente el smartphone o el tablet PC asociados pero mantiendo al usuario conectado.

Tal y como estaba previsto, Samsung ha desvelado por fin en vivo y en directo su anticipadísimo smartwatch Galaxy Gear.

Galaxy Gear_004_combination_bluelimeDe él se conocían el nombre, se habían aventurado posibles especificaciones y se olía la intención de la firma surcoreana de posicionarse como uno de los fabricantes más apreciados por los consumidores también en el mercado de los relojes inteligentes.

No en vano, las consultoras ya ven este segmento como uno de los de mayor crecimiento durante los próximos años y Samsung es uno de los miembros de la industria mejor preparados para “ayudar a validar la categoría y actuar como catalizador para que otros competidores se sumen a ella”, según Juniper Research.

“El continuo liderazgo de Samsung en innovación de dispositivos inteligentes refleja nuestro compromiso de escuchar a nuestros clientes, que quieren que sus vidas diarias sean más fáciles y agradables”, ha dicho el presidente y CEO de la compañía, JK Shin. “Samsung Galaxy Gear beneficia a los consumidores al integrar la tecnología de dispositivo inteligente aún más en su vida cotidiana, y al servir como puente entre el dispositivo móvil y el mundo de la moda para crear tecnología verdaderamente llevable”.

“Galaxy Gear”, ha continuado, “libera a los usuarios de la necesidad de revisar constantemente sus dispositivos inteligentes al tiempo que los mantiene conectados. Ofrece lo que llamamos ‘libertad inteligente’ al permitir que elijan cómo, por qué, cuándo y dónde se conectan”.

Sus especificaciones

¿Pero cómo es Galaxy Gear cuando se tiene cara a cara? Tiene una pantalla Super AMOLED de 1,63 pulgadas de tamaño y 320×320 píxeles de resolución, mide 36,8×56,6×11,1 milímetros y pesa 73,8 gramos. Por lo demás, está alimentado por un procesador de 800 MHz, integra una cámara de 1,9 megapíxeles, ofrece 4 GB de almacenamiento interno más 512 MB de memoria RAM, su batería es de 315 mAh, incluye acelerómetro y giroscopio, y añade conexión Bluetooth 4.0.

A partir de ahí es capaz de conectarse con dispositivos móviles compatibles de la misma serie Galaxy para controlar en todo momento los mensajes de texto, los correos electrónicos y las llamadas entrantes o visualizar cualquier otro tipo de alerta, permitiendo incluso interactuar con voz o escribiendo una respuesta.

Los dueños de un Galaxy Gear también serán capaces, cómo no, de revisar su calendario, configurar alarmas y consultar el tiempo que hará ese día, todo ello con la ayuda del asistente S Voice, o regular la reproducción de música, monitorizar su actividad física con Pedometer y localizar dónde ha dejado su reloj con Find My Device. Aunque quizás una de las funcionalidades que más se agradezcan sea la de poder tomar fotografías, vídeos o pistas de audio mientras se están realizando actividades al aire libre.

Galaxy Gear saldrá a la venta el próximo 25 de septiembre, cuando se espera que sea revelado su precio, con 10 opciones de configuración de reloj diferentes y seis colores de correa que van desde el negro hasta el verde lima, pasando por el gris, el beige, el naranja y el rosa-oro.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor