Gartner es víctima de un fraude

Empresas

La consultora perdió más de 2 millones de euros de 2002 a 2005 por el soborno a dos antiguos empleados.

Wilfredo Hernandez, conductor de Metro en Nueva York, y otro conspirador del que no se ha dado nombre, pagaron sobornos a dos antiguos empleados de la consultora Gartner, especializada en tecnología, para obtener falsos contratos de la compañía. Desde 2002 a 2005 consiguieron que Gartner pagara 3,1 millones de dólares (2,1 millones de euros) a empresas controladas por ellos.

Los empleados de Gartner involucrados son Benjamin Cardona, que era responsable de la compra de servicios y equipamiento multimedia en Gartner, y su jefe Kevin Lynch. Ninguno de los dos sigue trabajando en la compañía. La propia Gartner informó de los hechos a la fiscalía y colaboró en la investigación, según informa InformationWeek.

Los acusados poseían una estructura fraudulenta manejada desde sus compañías Falcon Studio Graphics and Video, Triumph Corporate Media, Virtual Office Team y Strategic Media, algunas de las cuales prestaban servicios temporales a Gartner. Utilizaban esa conexión para girar cheques falsos a una web de películas para adultos también implicada.

El caso ha sido investigado por el FBI y en estos momentos hay ya tres personas incriminadas. Cada una de ellas afronta acusaciones de conspiración, soborno, fraude por correo y blanqueo de dinero. Si son condenados, podrían afrontar penas de hasta 50 años de prisión.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor