Gary Forsee pierde el apoyo de los inversores de Sprint

OperadoresRedes

El estancamiento de la compañía puede derivar en un cambio de directiva antes
de fin de año.

El consejero delegado de
Sprint, Gary Forsee, se
incorporó en 2003 a la compañía y desde hace dos años su misión ha sido sacar
adelante la compra de Nextel Communications, que tuvo un coste de 36.000
millones de dólares. Sin embargo, en este tiempo la compañía no ha sido capaz de
superar la competencia de sus rivales
Verizon Wireless y
AT&T.

En el segundo cuarto del año, Sprint Nextel sufrió una caída del 95 por
ciento de sus beneficios, entre otras cosas porque todavía está sufriendo los
costes de la compra de Nextel. La compañía ha recortado el personal y, además,
ha realizado una campaña publicitaria para lograr clientes.

Sin embargo, es difícil remontar las pérdidas del año anterior, cuando la
compañía perdió 700.000 clientes de contrato mensuales, mientras sus rivales
aumentaban su cuota de mercado gracias, entre otras cosas, a la distribución de
dispositivos como iPhone.

El viernes, las acciones de la compañía cayeron 27 céntimos de dólar (un 1,4
por ciento) para situarse en 19,01 dólares. Según
Bloomberg,
que cita un artículo de The Wall Street Journal, la sustitución del CEO sería
el catalizador necesario para el cambio. De hecho, se habla ya de posibles
candidatos, entre ellos Bill Morrow, actual CEO de
Pacific Gas & Electric, y
Andrew Sukawaty, director de
Inmarsat Plc.

El problema fundamental que ha debido afrontar Gary Forsee es la integración
de dos redes con diferentes tecnologías, que todavía está dando problemas
después de dos años. El segundo cuarto del año es el primero en el que Sprint ha
conseguido nuevos suscriptores, 16.000. Un dato claramente insuficiente dados
los más de 900.000 que ha logrado AT&T y los 1,5 millones de Verizon
Wireless.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor