Gas Natural inicia el proceso de venta de los sobrantes de la compra de Unión Fenosa

Empresas

Tras la formalización de la compra de Unión Fenosa, la gasista deja en manos de JP Morgan y Citi la venta de lo que no le interesa: en el montón de salida podría estar la participación en Indra.

La cuenta atrás para la formalización de la compra de Unión Fenosa por parte de Gas Natural es cada vez más corta. Mañana se cerrará el período de aceptación de la OPA de la gasista sobre la eléctrica, lo que dejará a la firma y a todas sus posesiones en manos de la compañía especialista en gas.
Tras la aceptación se abrirá el período de liquidación, como publica Europa Press, que continuará hasta el próximo 21 de abril. Gas Natural ya ha tomado decisiones clave para determinar el futuro de la empresa conjunta.
La gasista ya ha decidido quienes serán las compañías que venderán los activos sobrantes de esta fusión, es decir, aquellas participaciones que considera poco cruciales para su futuro.
Los elegidos han sido JP Morgan y Citi, como publica Finanzas, que apunta que éste será el nuevo paso con el que la gasista perfilará el nuevo grupo empresarial surgido de la compra de la eléctrica.
En la lista que los dos bancos tendrán que vender se encuentran, según el medio económico, las participaciones en Red Eléctrica, Enagás, Cepsa e Indra.
La participación de Gas Natural en Indra, una vez que asumiese la titularidad de las acciones pertenecientes a Unión Fenosa (uno de los mayores socios capitalistas de la tecnológica), ha sido puesta en entredicho desde un primer momento. La gasista confirmó ya en verano que vendería aquellas participaciones que considerase poco estratégicas dentro de las empresas en las que Unión Fenosa tenía titularidad.
La tecnológica es una de las compañías “poco estratégicas”, como los responsables de Gas Natural han ido confirmando en diferentes intervenciones públicas, lo que tampoco significa una confirmación de que la empresa entra en el lote de ventas.
La última posición de la gasista era clara: no se había tomado aún ninguna decisión sobre la permanencia o no en el capital de Indra, aunque la venta no debía ser descartada.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor