Genaker recibe 1,3 millones de euros de la UE para mejorar las comunicaciones críticas

Redes

El proyecto permitirá la integración del servicio de comunicaciones móviles profesionales y críticas en todo tipo de terminales y accesorios y un servicio más personalizado.

Genaker, empresa española creada en 2004 por directivos del centro de I+D de Nokia en Barcelona, ha recibido 1,3 millones de dólares de fondos de la Unión Europea para desarrollar la siguiente generación de comunicaciones móviles críticas y garantizadas, basada en su plataforma Push-to-Talk.

En la actualidad, el negocio principal de Genaker ya es la venta de un servicio de radio sobre IP de alta seguridad que está dirigido a grupos de usuarios profesionales y sectores especializados que utilizan tanto teléfonos móviles como walkie talkies, como pueden ser los cuerpos de seguridad, plataformas petrolíferas o empresas de transporte y logística.

El servicio actual que presta Genaker, Genaker PTT, utiliza tanto las redes móviles 3G como 4G a través de su propia aplicación y por medio de smartphones convencionales como terminales más robustos y seguros. El fondo proporcionado por la Unión Europea servirá para mejorar la calidad del servicio y permitir que las comunicaciones sean más rápidas, totalmente seguras y lo suficientemente redundantes y escalables para que no pueda haber interrupción ni interceptación del servicio.

Miquel Teixidor, director general de Genaker, se ha mostrado muy satisfecho por la consecución de la ayuda comunitaria, porque supone “un reconocimiento y una garantía de la labor efectuada por la empresa estos últimos años y porque consolida el modelo de negocio llevado a cabo desde 2010”. El desarrollo del proyecto durará 20 meses y está prevista su implantación real en entornos de comunicación crítica y profesional a lo largo de 2019 y 2020.

El proyecto permitirá, además de la integración del servicio de comunicaciones móviles profesionales y críticas en todo tipo de terminales y accesorios, ofrecer un servicio más personalizado, en función de las necesidades particulares de cada grupo de usuarios. Además, está previsto que el servicio tenga cobertura global (si lo ofrece el operador) y sea más económico. En estos momentos, un servicio de Push-to Talk cuesta de promedio 150 euros por usuario y mes; el precio se reducirá a la mitad con el nuevo desarrollo.

En España, Genaker tiene como clientes a Iberia, la petroquímica Sabic y varias policías locales y del Ayuntamiento de Madrid, así como los operadores Telefónica y Vodafone. Cuenta con múltiples clientes internacionales de diversos sectores verticales, aunque su foco principal es Europa, donde aspira a ser líder en el continente gracias a la ayuda de la UE, indica Teixidor. Compite con las empresas más grandes de telecomunicaciones, como Huawei y Motorola, y colabora con Nokia, Siemens, NEC, Andromeda, Bittium y múltiples operadores.

El proyecto ShaMROCK de Genaker subvencionado por la UE ha sido seleccionado porque reduce costes de infraestructura, mejora la seguridad de las comunicaciones móviles y soporta nuevas funcionalidades y aplicaciones para smartphones. El presupuesto estimado del proyecto (ShaMROCK viene de Secure Professional Mobile Radio Over Commercial Networks) es de 1,83 millones y la subvención de 1,28 millones.

El mercado global de sistemas de comunicaciones profesionales y críticas fue el año pasado de 22.000 millones de euros, con 40 millones de usuarios, según estima Genaker. Para 2020, el mercado se valora en 32.000 millones de euros. El servicio de comunicaciones más básico viene a salir por nueve euros mensuales por usuario, pero para negocios críticos asciende a 50 euros y a 60 euros mensuales para misiones críticas.