Los imprescindibles de la Generación M: teletrabajo, Wi-Fi y al menos tres dispositivos conectados

EmpresasMovilidad

Además, Aruba Networks señala que “es quince veces más probable que deje de tomar café y siete veces más probable que diga adiós a su televisor que a su amado smartphone”.

Smartphones, tabletas e incluso los ordenadores portátiles ultraligeros están trastocando la forma de vida de las personas hasta tal punto que, cuando las nuevas generaciones se incorporen al entorno laboral, será éste último el que tendrá que evolucionar y adaptarse a ellas. Lo móvil se volverá etonces el epicentro.

Imagen: Shutterstock (autor: Kostenko Maxim)
Imagen: Shutterstock (autor: Kostenko Maxim)

Así lo considera el informe “¿Estás preparado para la Generación M (#GenMobile)?” de Aruba Networks que  traza un perfil muy concreto de estos “graduados y profesionales que entrarán en los próximos años en la fuerza de trabajo”.

El perfil tipo de quien pertenece a la denominada Generación M es el de una persona que se siente cómoda trabajando desde casa con horarios alternativos y posee al menos tres dispositivos conectados. Además, habría creado tal vínculo con ellos que “es quince veces más probable que deje de tomar café y siete veces más probable que diga adiós a su televisor que a su amado smartphone”, según los autores del estudio.

A nivel español, casi una cuarta parte de los jóvenes ya tendría cuatro dispositivos conectados e incluso más de esa cuarta parte usa entre 6 y 10 aplicaciones móviles.

A la hora de conectarse, la Generación M española elige las redes inalámbricas frente a las tarifas de datos o las conexiones por cable. Sobresale en ámbitos como el entretenimiento y la compra de gadgets en el último año. Y, a nivel puramente laboral, se diferencia de la tendencia general en que cree que “es la empresa quien debe proporcionar el dispositivo tecnológico para trabajar, preferiblemente si le deja elegirlo”.

Otra diferencia con el resto de países serán los plazos a cumplir para su incorporación. La situación económica que atraviesa España provoca que “la incorporación masiva a las empresas se está retrasando, por lo que el cambio a este nuevo entorno de trabajo será algo más lento”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor