General Motors presentará en 2017 un Cadillac capaz de circular sin que el conductor sujete el volante

Innovación

Mientras no parece muy cercano el día en que los coches autopilotados de Google comiencen a circular por nuestras carreteras lo que sí tiene ya una fecha fijada en el calendario además de parecer más fiable es el sistema SuperCruiser que GM introducirá en 2017 en la marca Cadillac y que permitirá que el control de aceleración, frenado y dirección esté automatizado no solo en circunstancias de tráfico congestionado sino incluso en carretera a velocidades de hasta 100 km/h.

Mary Barra, CFO de General Motors, anunció ayer durante el transcurso de una conferencia en el Congreso Mundial de Sistemas de Transporte Inteligente que se celebraba en Detroit (USA) que en 2017 Cadillac ofrecerá un sistema de guiado automatizado de automóviles, bautizado como SuperCruise, que permitirá al conductor convertirse en pasajero al poder despreocuparse de manejar el vehículo.

Volante y pedales de freno y aceleración quedarán controlados de manera automática por el sistema, de forma parecida a como algunos otros vehículos (por ejemplo la gama alta de Mercedes) ya son capaces de ofrecer aunque limitado a condiciones de tráfico congestionado, lo que permite que durante atascos o tráfico muy denso y a velocidades bajas el automóvil sea capaz de acelerar y frenar en función del avance del  tráfico manteniendo la distancia con el vehículo que lo precede. En el caso de SuperCruiser la velocidad máxima que podría llegar a alcanzar el Cadillac que lo monte sería de hasta 100 km/h.

Barra no ha difundido el nombre del modelo de esta marca de GM que será la primera en ofrecer este sistema automatizado de conducción pero en cualquier caso y a salvo de que alguna otra marca realice próximamente un anuncio similar con un plazo menor de puesta en marcha y comercialización se trata del primer gran fabricante en tenerlo a disposición del público.

Otro sistema que también aparecerá próximamente será la comunicación entre vehículos (V2V) para facilitar avisos en caso de emergencia, accidentes o incidencias de tráfico (retenciones, obras…). Este sistema V2V debutará en el Cadillac CTS Sedán que aparecerá a finales de 2016.

Barra afirmó que “el auténtico lujo será poder disfrutar de una conducción de manos libres durante los tramos más aburridos”. Desde GM se insiste en que la prioridad es conseguir que el sistema SuperCruiser funcione siempre a la perfección dejando claro que el conductor deberá permanecer atento para tomar el control en caso de que las condiciones del tráfico se compliquen.

vINQulo

Bloomberg

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor