Gigas compite contra AWS y Microsoft con “personas con cara y ojos”

CloudWorkspace

La compañía española compite técnicamente con los más grandes.

La de Gigas es una historia de éxito escrita a la mitad. Esta compañía española, nacida en 2011, saltó al mercado secundario en 2015 donde consiguió la confianza necesaria para financiar su expansión global.

Hoy, ingresa 5,71 millones de euros anuales. La mitad de los ingresos llega de Latinoamérica y tal y como nos cuenta José Antonio Arribas, COO y fundador de Gigas, en los próximos años espera que esta región suponga gran parte del negocio.

La pregunta viene dada. ¿Cuál es el secreto para triunfar en el competitivo mercado de la nube? Bueno. Además de la confianza de la Unión Europea y la obtención de certificaciones fundamentales en términos de seguridad, hay una fórmula: el trato personal con el cliente final.

“La estrategia no ha cambiado mucho desde la salida a bolsa. Nosotros siempre hemos apostado por un servicio de mucha calidad y mucha seguridad”, responde Arribas.

Y es que una de las principales barreras de acceso al cloud que tienen las empresas es la percepción de falta de seguridad y falta de control. Es comprensible, cree Arribas, porque muchos de ellos no sólo externalizan la infraestructura, sino también su ‘core business’.

“Hay un componente importante de confianza sobre si el proveedor va a cumplir las expectativas”. Y para cumplirlas, nos comenta, hay que detenerse en dos cuestiones: producto y venta consultiva.

“Competimos con AWS y Microsoft”

Gigas no trabaja ofreciendo productos a través de catálogo; ofrece el producto que mejor se adecua a los requerimientos del cliente y el 50% de la plantilla se dedica a la mejora y el desarrollo de soluciones que nacen de requerimientos de cliente. El producto es propio, desarrollado “en casa”, lo que les otorga toda la flexibilidad. 

Hay diferentes tipos de competidores, sostiene Arribas. Por un lado, aquellos que no están especializados en Cloud y que tienen una estrategia de virtualización o cloud como una línea más de negocio, y aquellos que aunque ofrecen soluciones equivalentes a nivel tecnológico no ofrecen auto provisión o autogestión al cliente final.

“Nosotros competimos con AWS y Microsoft”, sentencia. ¿Cómo? Con la forma más clásica de hacer negocios: la cercanía al cliente final. “Nos hemos encontrado con casos de clientes que no podían pagar con tarjeta de crédito por el volumen que suponía. La respuesta era que podían pagar con una American Express que permitiera hacer transacciones de más cantidad”, ejemplifica.

“Nosotros ponemos a personas con cara y ojos que les van a acompañar en todo el proceso”, sentencia.

La guerra de precios que enfrenta a los gigantes cloud tampoco es un incoveniente. “El precio es importante, pero el cliente final valora mucho el trato con el proveedor”, insiste.

No cree que el mercado vaya a repartirse entre tres players, como vaticinan tantos expertos. “Es un mercado con un potencial de crecimiento tan alto que no es realista pensar que va a consolidarse en dos o tres proveedores”, sostiene. “Habrá más capilaridad”, augura, y una convergencia. “Los proveedores con recursos y servicios limitados están desapareciendo del mercado”.

Preguntado sobre el modelo de nube que triunfará en el futuro, Arribas considera que los tres modelos coexistirán, ya que servirán a diferentes requerimientos: la nube privada será óprima para los clientes que quieran una infraestructura 100% dedicada, la pública será la opción más económica para exigencias de escalabilidad y la híbrida para aquellas empresas que requieran control completo y agilidad.

Esta de acuerdo en que las nubes sectoriales también tienen cabida en el futuro. Muestra de ello es el despliegue de nubes privadas para entornos de SAP y Oracle que han llevado a cabo.

Cautela y ambición

¿Cómo se mantiene esta historia de éxito? Parece que con cautela y ambición.

Preguntado por los próximos pasos a dar, Arribas se muestra comprometido a mantener el ritmo de innovación y crecimiento sin despegarse de su estrategia vertebral de una atención al cliente dedicada y eficiente.

“Ahora nos centraremos en asentarnos en los mercados en los que estamos sin dejar de ver las posibilidades de crecimiento en otros países o en relaciones con otros partners”, sentencia.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor