Gmail sale de la fase Beta, por fin

CloudEmpresasFabricantes de SoftwareNavegadoresProyectosStart-UpWorkspace

Después de 5 años, tanto el cliente de correo como el resto de aplicaciones pertenecientes a Google Apps pasan a la versión final.

Era algo a lo que ya estábamos acostumbrados, pero que no dejaba de ser un problema para aquellos que utilizaran alguno de estos servicios de forma corporativa.

Casi dos millones de compañías de todo el mundo han estado utilizando alguna de las herramientas disponibles en Google Apps, ya sea el correo electrónico, la hoja de cálculo, el calendario, las presentaciones… sin tener demasiada conciencia de que el famoso logo de Beta en todas ellas podría depararles verdaderos quebraderos de cabeza en caso de cese de los servicios, algo que, por otro lado no ha ocurrido nunca, sino más bien todo lo contrario: salvo algunas caídas del servicio, las aplicaciones se han comportado desde el principio de forma muy estable.

googleapps_logo.jpg

La fase beta en las aplicaciones sobre la nube de Google se ha mantenido durante tanto tiempo tal vez precisamente por eso. Si se finiquitaba alguna de las aplicaciones o si se perdían datos almacenados por los usuarios, simplemente tendrían que pedir disculpas y poco más.

A partir de ahora, las cosas cambian. Una versión final, aunque sea gratuita, conlleva sus derechos y obligaciones ya que, al fin y al cabo, Google se está beneficiando de su uso por parte de las personas registradas a través de la publicidad que muestra en las páginas.

A nivel de funcionalidad, no hay diferencias significativas, pero la eliminación del logo de Beta animará seguramente a un mayor número de empresas a darse de alta en estos notables servicios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor