El Gobierno francés interviene en la oleada de suicidios de France Telecom

EmpresasMercados Financieros

El ministro de Trabajo, Xavier Darcos, ha convocado al CEO de la operadora, Didier Lombard, tras un nuevo caso de suicidio, esta vez en las oficinas de la compañía. Última ampliación: 10:01 H.

El Gobierno francés ha decidido tomar cartas en el asunto e intervenir ante un nuevo caso de suicidio en France Telecom. Stéphanie, una trabajadora, se lanzó al vacío desde la oficina en París de la operadora, convirtiéndose en el 23º caso de esta oleada de suicidios y forzando a la Administración gala a pronunciarse.
El ministro de Trabajo, Xavier Darcos, ha convocado, por tanto, al CEO de France Telecom, Didier Lombard, con quien se reunirá esta semana para abordar la situación.
Darcos quiere, según las declaraciones recogidas por el económico Les Echos, “abordar con él la situación al seno de la compañía tras este nuevo drama” que además afecta al plan puesto en marcha por la firma para frenar la situación. France Telecom se reunía el pasado 10 de septiembre con la dirección general sanitaria y fruto de esta reunión lanzaba un plan de lucha contra la oleada de suicidios.
En primer lugar se frenaban todas las movilidades (una de las principales causas de estrés de los trabajadores es el cambio a posiciones que son vistas como castigos). Además, se aumentaba el número de médicos de trabajo y se emplazaba a tomar aún más medidas, entre otras.
Evidentemente, y a juzgar por los hechos, las medidas tomadas no han sido suficientes. De hecho, el domingo el ministro de Finanzas, Eric Woerth, había emplazado a la compañía a tomarse la situación en serio, como recuerda Challenges
“Es una obligación, es un deber tanto de la empresa como del Gobierno”, señala  por su parte el secretario de Presidencia, Claude Guéant, como recoge Reuters, al tiempo que reconoce que la compañía tiene responsabilidades en un asunto como éste.
 “Estamos en una espiral. France Telecom debe adoptar respuestas”, alertaba ya en agosto una fuente sindical. Durante ese mes se alcanzó el punto álgido de esta oleada de operarios suicidas. Tras la muerte de Nicolas G. el máximo responsable de Recursos Humanos de la compañía, Olivier Barberot, reconocía que “a pesar del apoyo” de los cuadros responsables de los trabajadores suicidas esto no había sido suficiente y anunciaba ciertas medidas.
Los sindicatos continuaron señalando que no era suficiente.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor